Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 03 de Abril de 2020

Otras localidades

LAS BATALLITAS DEL CINE ESPAÑOL

50 años de una cacería clave en la historia del cine español

El 9 de noviembre de 1966 se estrenaba “La caza”, película que lanzó la carrera de Carlos Saura y una de las obras imprescindibles de nuestro cine.

50 años de una cacería clave en la historia del cine español

La caza

Carlos Saura no tuvo suerte en sus comienzos como cineasta. Sus dos primeras películas, “Los golfos” y “Llanto por un bandido”, habían sido un fracaso estrepitoso pero durante el rodaje de esta última sucedió un hecho que acabaría llevándole hacia “La caza”. El director descubrió unos parajes casi desérticos cerca de Madrid, una tierra seca y sin un árbol agujereada por las madrigueras de los conejos y por las cuevas y trincheras que aún quedaban de la Guerra Civil.

Pensando en qué historia podría rodar en aquel sitio que le impresionaba tanto se le ocurrió un relato sobre una jornada de caza y escribió un guión junto a Angelino Fons. Después se puso a pasearlo por diversas productoras sin mucho éxito hasta que apareció el productor Elias Querejeta que decidió lanzarse de cabeza al proyecto. Comenzaba así una asociación, la de Querejeta-Saura, que se iba a prolongar durante 15 años, y que daría grandes películas para el cine español como “Ana y los lobos”, “Pepermint Frappé” o “La prima Angélica”.

Carlos Saura, Luis Cuadrado y Elías Querejeta

El guión pasó sin muchos problemas la censura previa. Eso sí, se prohibió las referencias explícitas a la Guerra Civil española y se obligó a cambiar el título original, “La caza del conejo”, por el más simple y menos sugerente “La caza”. Con el tiempo Saura reconocería que le hicieron un favor ya que “La caza” a secas era un título mucho mejor.

Sobre el papel el argumento es sencillo. Unos amigos de largo tiempo que se reúnen para pasar juntos un día de caza. Les acompaña el cuñado de uno de ellos, un joven interpretado por Emilio Gutierrez Caba, más el recuerdo de otro compañero muerto que planea durante toda la película. Sin embargo, durante la jornada, el calor, las cuentas pendientes y las intenciones ocultas irán enrareciendo el ambiente hasta que finalmente todo estalla en una tragedia no por anunciada menos sorprendente.

“La caza” es una película realista pero a la vez llena de simbología que permite muchas interpretaciones. Saura realiza un retrato brutal de la burguesía franquista de la época. Los protagonistas son personajes endurecidos que solo actúan por intereses, machistas, frustrados y vengativos. Luego están las heridas de la guerra civil en las que la referencia geográfica es fundamental.

El director reunió para el reparto a dos pesos pesados de la escena española como Ismael Merlo y José María Prada junto a un jovencísimo y casi debutante en el cine Emilio Gutierrez Caba. El cuarto en discordia era Alfredo Mayo, el actor más representativo del cine heroico y castrense de la posguerra, protagonista de “Raza” y otras películas patrióticas. Mayo parecía tener poco que ver con ese nuevo cine intelectual que representaba Saura pero a la postre consiguió en “La caza” la mejor interpretación de su carrera.

La película se rodó en apenas cuatro semanas. Se filmó en localidades de Seseña y Equivias, cerca de Madrid. Era el mes de agosto y los actores y miembros del equipo sufrieron un calor casi insoportable. En ese sentido la aridez del paisaje y el calor, junto a la música de Luis de Pablo y la fotografía muy contrastada de Luis Cuadrado van creando un clima claustrofóbico, a pesar de que todo sucede al aire libre.

Querejeta y Saura sabían que estrenar “La caza” iba a resultar difícil y pensaron que si conseguían alguna repercusión internacional se les allanaría el camino. Intentaron llevar la película a Cannes donde fue rechazada. En cambio en el festival de Berlín fue recibida con entusiasmo y Saura consiguió el Oso de plata al mejor director.

Tras el premio en la Berlinale la película fue distribuida internacionalmente recibiendo muy buenas críticas, especialmente en Estados Unidos. Sam Peckinpah reconocería que tuvo “La caza” en mente para rodar “Grupo salvaje” y también hay rastros de ella en otra película suya: “Perros de paja”. El reconocimiento internacional contrastaba en cambio con la dureza con que la trató la crítica en España.

A pesar de todo a partir de entonces Carlos Saura empezó a ser considerado uno de los directores más importantes del cine español y, con los años, “La Caza” se ha impuesto como una de las películas imprescindibles de la cinematografía española.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?