Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Zodiac

El conocido como asesino del zodiaco es uno de los homicidas más mediáticos de EE. UU. y de los más importantes del sigo XX. Sumió en el horror a los habitantes de San Francisco poniendo en jaque a las autoridades y a los medios de comunicación entre diciembre de 1968 y octubre de 1969.

Fotograma de la película "Zodiac" (David Fincher, 2007). /

¿Quién se esconde tras el apodo de Zodiac? Actualmente es un asesino de identidad desconocida al que se le atribuyen siete víctimas, aunque manifestó a través de las cartas que mandaba a los periódicos y la policía que acabó con la vida de 37 personas.

Un caso conducido por la periodista, escritora e investigadora Mónica González Álvarez con la colaboración de Carlos Berbell, escritor y periodista especializado en justicia e investigación criminal, y guionizado por Sergi Moral y Mona León Siminiani.

En esta ocasión contamos con las voces de Raúl Pérez, Esteban Masana, Julio López, Jorge Sánchez, Miriam Martín, Ana Uslé, José Ángel Fuentes y Carlos Luna, junto con la colaboración de Ana Alonso, Primitivo Rojas, Daniel Toledo y Juan Ochoa.

La noche del 20 de diciembre de 1968 la pareja de adolescentes Betty Lou Jensen (17 años) y David Arthur Faraday (16 años), mueren tiroteados. Ante la falta de pruebas el departamento de policía de Vallejo archivó el caso, hasta que recibieron una misteriosa llamada la noche del 4 de julio de 1969.

Un hombre se atribuyó los asesinatos de los dos jóvenes, Michael Mageau, de 19 años, y Darlene Ferrin, de 22. También decía haber matado a Betty y David. Dio datos sobre los hechos que sólo podía conocer el autor.

Necesitaba notoriedad y atención pública; no le bastaba con matar. Envió una carta al San Francisco Chronicle, al Vallejo Times y al San Francisco Examiner. Las hojas estaban escritas con rotulador, con faltas de ortografía y en un tono muy amenazante.

Las misivas contenían detalles que sólo podía conocer el autor de los hechos. No todo acababa ahí. Incluían un criptograma de ocho filas y 17 símbolos que escondían su identidad. Cada carta iba rubricada con un dibujo del punto de mira de un arma.

Si las autoridades y los medios no solucionaban el enigma, Zodiac volvería matar. Ni el FBI pudo resolverlo. Como el criptograma fue publicado en los diarios, un profesor de secundaria y su mujer consiguieron descifrarlo. 

Tenía un precedente muy claro: Jack el Destripador, que también enviaba cartas a los periódicos, aunque la autoría sigue siendo cuestionada a día de hoy. Zodiac se creía muy inteligente y buscaba reconocimiento.

Zodiac asesinó de nuevo y volvió a enviar más cartas. Se convirtió en una estrella. Nunca pudo ser atrapado. El acertijo continúa sin resolver.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?