Lunes, 25 de Enero de 2021

Otras localidades

Terror y guerra sucia en Mosul

El uso de fósforo blanco para combatir al Estado Islámico pone en riesgo a los desplazados

Terror y guerra sucia en Mosul

BULENT KILIC (AFP - Getty Images)

Cerca de siete mil familias (42.000 personas) han huído de Mosul desde que comenzó la ofensiva del ejército iraquí con apoyo internacional para expulsar al Estado Islámico de la tercera ciudad del país el pasado 17 de octubre. Han vivido dos años bajo el yugo de la organización y su huída se complica por el uso de agentes químicos en las vías de escape.

Amnistía Internacional ha documentado el uso de fósforo blanco en la localidad de Karemlesh, a veinte kilómetros al este de Mosul. Este químico es un viejo conocido bélico... Lo utilizó Sadam Husein contra los kurdos a finales de los ochenta y, más recientemente, Israel contra Gaza en 2008 provocando miles de víctimas.

El fósforo blanco se activa al contacto con el oxígeno y se consume a altas temperaturas que provocan quemaduras en la piel y en los huesos. Su uso es legal en el desarrollo de una estrategia militar aunque la cosa cambia cuando se utiliza directamente contra la población civil.

Donatella Rovera, investigadora de Amnistía Internacional en Irak, nos explica que -en este caso- el químico contamina áreas a las que están volviendo civiles o zonas de paso para los que huyen del centro de Mosul. Una de las pruebas a las que se remite la organización son unas imágenes tomadas por un fotógrafo del New York Times en las que se identifican proyectiles de esta sustancia fabricados en Estados Unidos.

"Hemos regresado de entre los muertos"

Algunas de las siete mil familias que han abandonado Mosul, según datos de la Organización Internacional de las Migraciones, llegan al campo de Hassansham (a unos 50 kiómetros al este de la ciudad). Oxfam está colaborando en la atención a estos desplazados y recoge testimonios como el de una mujer que "contó cómo su marido había muerto y ella había sufrido graves quemaduras después de que un terrorista suicida del ISIS se inmolara frente a su casa en el barrio de Hai Sanar. Su hija de nueve años también sufrió quemaduras graves".

Amy Christian, cooperante de Oxfam en Irak, está trabajando en el dispositivo de ayuda recorriendo algunas de las áreas recientemente reconquistadas al Estado Islámico...

"La mayoría de las casas tienen daños. Hay mucha destrucción. Y la gente está viviendo en una situación muy precaria. La gente que he visto está muy traumatizada. Han sufrido mucho bajo las órdenes del Estado Islámico. No han tenido ningún tipo de libertad y han tenido un acceso muy limitado a la sanidad y a la alimentación. Han pasado mucha hambre"

"Han visto bombas caer cerca de sus casas o en su casa... Han visto morir a vecinos, a amigos, a familiares... Y esas experiencias les han traumatizado mucho. Sólo las personas que lo han sufrido saben lo que significa. Es complicado imaginar lo que supone para una mujer tener prohibido salir de su casa si no iba completamente tapada. Hablan de casos de mujeres que son encerradas y castigadas por enseñar una parte de su piel o por vivir sola sin un compañero masculino. No les permiten trabajar ni recibir asistencia sanitaria. Sí, ha sido duro para esta gente"

Además... el #Trumpazo

Clara Ibarra, coordinadora de la versión hispana de Democracy Now, nos da su punto de vista sobre la victoria de Donald Trump en Estados Unidos y las claves que explican el fenómeno. Además, no se pierdan lo que las Pussy Riot tienen que decirle al nuevo inquilino de la Casa Blanca y a las mujeres que le han apoyado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?