Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los contumaces y los obligados a cambiar

El juicio a Zapata ha costado más de 100.000 euros públicos por la terquedad de los magistrados Espejel y López, que hasta tres veces intentaron hacer un caso de donde no lo había por puro fanatismo ideológico

Está bien que el concejal madrileño Guillermo Zapata haya sido absuelto por aquel tuit de 2011 que conoce toda España. Cierto es que el humor de este señor es francamente discutible, tanto que ya puede contar Zapata con que este Ojo jamás le contratará para animar la fiesta de cumpleaños del nieto Lucas.

Lo peor del asunto es que esta broma ha costado, según fuentes de la Audiencia, más de 100.000 euros al erario público, por la terquedad de los jueces Concepción Espejel y Enrique López, que hasta tres veces intentaron hacer un caso de donde no lo había, dilatando hasta el delirio un procedimiento judicial que de lejos se veía sin futuro. Puro empecinamiento, puro fanatismo ideológico. ¿Dónde y cuándo se convierte esta ciega porfía en prevaricación?

A los mismos López y Espejel – siempre van juntos, como Martes y Trece- ha habido que apartarlos a manotazos del caso Gürtel por su manifiesta parcialidad a favor del PP.

Mientras, parece que Mariano Rajoy va a tener que admitir que la realidad es áspera y pedregosa, y ya tiene la primera muestra con ese freno a la ley de Educación que se empeñó en sacar, contra la opinión de tirios y troyanos, en aquellos tiempos de champán, rosas y mayoría absoluta.

Primera prueba, decimos, para ver cómo encaja Rajoy las contrariedades.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?