Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Otras localidades

Así actúa la policía cuando identifica a un menor en un botellón

Rubén Muñoz, jefe de la Policía Local de Badajoz, nos cuenta cómo actúan sus agentes cuando descubren a un menor bebiendo alcohol en la calle

Imagen de un policía local de Badajoz durante la presentación de las últimas incorporaciones a la flota de vehículos policiales. /

Algunas ciudades han decidido que se lleva a cabo un mejor control del botellón si se permite y se habilita una zona oficial para su realización. Es, por ejemplo, el caso de Badajoz. El Ayuntamiento de la capital pacense aprovechó que el 1 de septiembre entró en vigor en Extremadura una modificación de la Ley de Convivencia y Ocio, que regula el consumo de alcohol en la calle, para concentrar el botellón en el recinto ferial, situado a las afueras de la ciudad.

Pese a habilitar un punto concreto y autobuses urbanos para llegar hasta allí, fueron muchos los que al principio continuaban bebiendo en el Paseo Fluvial, a orillas del Guadiana, y en otros puntos de la ciudad. Tres meses después queremos saber cómo la Policía Local controla y penaliza esta práctica. Para ello hemos contado con Rubén Muñoz, superintendente jefe de la Policía Local de Badajoz.

Muñoz ha señalado que se centran en tres tipos de acciones para evitar que los menores consuman alcohol: "En primer lugar controlamos los puntos de venta, despues controlamos el perímetro de la zona donde se concentra del botellón y, por último, infiltramos a agentes de paisano en el recinto".

Los menores, ha contado, se hacen con las bebidas alcoholicas gracias a que se las compran amigos o familiares mayores de edad. Si los agentes los pillan suministrándole alcohol a los menores, con la modificación de la Ley de Convivencia y Ocio,"la sanción oscila entre los 30.000 y 600.000 euros".

Cuando comprueban que un menor está haciendo botellón se lo notifican a sus padres o representantes legales, que tienen que personarse en el lugar para hacerse cargo del menor y, en caso de que tenga menos de quince años, recibir la multa, que oscila entre los 300 y los 30.000 euros. "Si son mayores de dieciséis años la multa puede sustutuirse por servicios a la comunidad", ha precisado Muñoz.

La Policía Local de Badajoz, desde que entró en vigor la modificación de la ley y la ordenanza municipal de concentrar el botellón en el recinto ferial, ha realizado doscientas denuncias por beber en la vía pública, alrededor de una docena a menores, según ha revelado el superintendente jefe.

Todas estas sanciones son administrativas y todas se hacen efectivas. "Nunca hemos detectado un caso de coma etílico en menores, que entonces sí que la denuncia llega al juez de guardia y a la fiscalía de menores", ha detallado Muñoz.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?