Contigo dentroContigo dentro
Ocio y cultura

Espelúznense

El editorial de Celia Blanco en 'Contigo Dentro'

Madrid

De entre todas las preguntas que me he hecho como ciudadana, una es para qué sirve el Senado. Sospecho que no le damos la importancia necesaria. Que no nos importa demasiado si en ella terminan esos políticos a los que su propio partido les dan una patada en el culo pero que por pasar a eso que llaman el Grupo mixto, se les permite estar hasta que desaparecen, ya sea por los votos o por el rayo divino. El caso es que esta semana el Senado ha vuelto a estallarme en la cara. Y digo "ha vuelto" no solo porque ya he mascullado lo suficiente lo que ha amparado y protegido a esos políticos de los que antes he hablado, sino porque el martes en el Senado, no hubo manera de que se acordara un presupuesto para luchar contra la violencia de Género.

Por violencia de Género entendemos eso que ha matado ya en nuestro país a más mujeres que muertos ha cosechado ETA. Podemos presentó una moción para que en los Presupuestos de 2017 la inversión en lucha de la violencia de género fuera similar a la de 2010. Moción a la que se sumaron todos los partidos menos el Partido Popular, con mayoría en la Cámara Alta. Según el PP no es necesario. Según el resto, la inversión en contra la violencia de género ha descendido más de 6 millones de euros y el dinero dedicado a impulsar la igualdad entre mujeres y hombres, ha perdido casi 14 millones. Lo que viene a ser que gastamos en Igualdad un 0'004% de lo que gastamos en rescatar a los bancos.

El Partido Popular dice que no. Que solo ha recortado en los salarios del Ministerio, dietas y campañas publicitarias. Aunque si no hay recursos en los Presupuestos del Estado para violencia de género, se cierran centros municipales, centros en los que trabajan profesionales acostumbrados a tratar con mujeres maltratadas porque no queda otra que quedarse con la opción más económica, la mayoría de las veces, llevados por empresas privadas que no, no tienen la experiencia necesaria. Puede que no hayan reducido el número de centros, pero sí la calidad de los mismos. También se reduce en brazaletes de GPS para los agresores. También se elimina la doctrina antimachista en los manuales de estudio de los colegios.

140 senadores votaron en contra de de invertir más dinero en la violencia de género. El Partido Popular en bloque. 112 senadores votaron a favor y perdieron. En lo que llevamos de año 45 mujeres han sido asesinadas por sus parejas. Dos de ellas aún no se contabilizan puesto que su caso se sigue investigando. Y hoy por culpa de las fuertes lluvias que han arrasado en Málaga, una mujer ha muerto ahogada atrapada en un sótano de un club de alterne. ¿Alguien sabe qué hacía allí sin poder abrir la puerta para escapar?

El PP tiene mayoría en el Senado. Y no cree que haya que invertir más dinero en protegernos. Al fin y al cabo, a estos señores del Senado como a los del Parlamento los votamos. Y espelúznense porque también el martes el Washington Post publicó que el 27% de los europeos considera que abusar de una mujer es algo aceptable en muchas circunstancias: si está bebida, si está drogada, si viste ropa provocativa o si pasea sola por la noche.

Europa. Esto es Europa. No se extrañen tanto de quiénes son nuestros políticos... Al fin y al cabo, somos nosotros los que los sentamos en sus escaños.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad