Jueves, 13 de Agosto de 2020

Otras localidades

Cápsulas de muerte

Morir por hipotermia

Ya sea haciendo ejercicio, de excursión, por un temporal, debido a un accidente o en una situación de vida o muerte, una caída brusca de la temperatura puede ponernos en un aprieto.

Cuidado con las bajas temperaturas.

Cuidado con las bajas temperaturas. / Pixabay

Si el frío te sorprende lo primero que ocurrirá es que empezarás a tiritar para no perder calor. Si pierdes más calor del que puedes generar, empezarán los problemas.

Cuando la temperatura de tu cuerpo empieza a descender por debajo de los 35 grados, aparecen los primeros síntomas: la desorientación y la pérdida de memoria. Tu cerebro empieza a congelarse.

A los 33 grados dejaremos de tiritar y nuestros biorritmos serán cada vez más lentos. Los dedos y la nariz se congelarán y la circulación no fluirá. En ese momento comenzará una lenta agonía en la que desearás que todo funda a negro.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?