Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Ricardo Gómez: "me gusta verlo todo de manera cinematográfica"

Toni Martínez, Especialistas Secundarios, El Mundo Today, Juanma Iturriaga y Ricardo Gómez

A Ricardo Gómez le hemos visto creer. Se coló en nuestras casas hace más de una década cuando sólo tenía siete años. Era Carlitos, el hijo pequeño de la familia Alcántara y lo sigue siendo. Carlitos ha crecido y ahora es Ricardo, una promesa en el mundo de la interpretación que acaba de ser nominado al Goya al mejor actor revelación por su papel en 'Los últimos de Filipinas', el film dirigido por Salvador Calvo, en el que interpreta a un joven soldado que participa en el asedio de la iglesia Baler, en Luzón, Filipinas.

Ricardo está imparable, está a punto de arrancar la décimo octava temporada de ‘Cuéntame’, tiene una película en cartel y comparte escenario con Almudena Cid en 'La cocina', la obra de teatro dirigida por Sergio Perís-Mencheta, en el teatro Valle-Inclán.

A pesar de haber empezado en el mundo del espectáculo desde muy pequeño,-participó en el musical de ‘La bella y la bestia con seis años,- tiene los pies en el suelo gracias a su familia que siempre ha normalizado este trabajo, "distorsionar la realidad a ciertas edades es uno de los factores que te pueden hacer gilipollas", argumenta.

Ricardo ve la vida de manera cinematográfica, donde los segundos son secuencias y las canciones bandas sonoras, "me gusta pensar qué música tendría cada ensena en una película". Su playlist es de lo más variada "desde Beethoven hasta Enrique Iglesias, depende mucho del momento, a la nominación de los Goya le pondría algo de los Rolling”.

Se enteró de la nominación en pleno rodaje de Cuéntame. “Me lo comentaron como si fuera algo de cada martes, no me lo creía, luego vi que el móvil que echaba humo”. La nominación es algo que le hace mucha ilusión, ya que es la primera que recibe. “En Cuénteme hemos recibido 17 millones de premios, pero los recogen los mismos” asegura entre risas, “para mi es la primera vez, “nunca me han nominado a nada”.

En el teatro ha encontrado un lugar en el que se siente muy a gusto, “estoy muy contento no sólo a nivel profesional, también a nivel humano”. A pesar de que la obra termina el 31 de diciembre le gustaría que continuara más tiempo, “nos daría pena que después de tres meses de trabajo se quedara ahí”.

Después de vivir en distintos periodos históricos a través de sus personajes, si tuviera que trasladarse a otro momento de la historia de España, se quedaría a principio de los 80, “con la movida madrileña”. Aunque seguro que se queda con el momento que está viviendo a la vista de su éxito: 16 años entre bambalinas, cámaras y guiones lo atestiguan.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?