Martes, 20 de Octubre de 2020

Otras localidades

LO QUE EL CINE NOS DEJÓ

La película que nunca falta por Navidad

Hace 70 años se estrenó ¡Qué bello es vivir!, la película de Frank Capra protagonizada por James Stewart Donna Reed y Lionel Barrymore.

La película que nunca falta por Navidad

F.C

¡Qué bello es vivir! es la película por excelencia de las Navidades. Su trama central tiene lugar el día de nochebuena. Lo demás son flashbacks gracias a los cuales conocemos la vida de George Bailey. Sin embargo, cuando se estrenó en las navidades de 1946, no fue un éxito. No recaudó los casi 4 millones de dólares que costó hacerla. Tuvo cinco nominaciones al Oscar, pero no se llevó ninguno. Podría haberse convertido en una película más, pero en 1974 alguien olvidó renovar el copyright y los derechos para emitirla quedaron libres. Las televisiones comenzaron a programarla n Navidades o en Acción de Gracias y se convirtió en un ritual.

¡Qué bello es vivir! es una película con un profundo mensaje religioso. Comienza con unas oraciones y poco después oíamos la mismísima voz de Dios que escucha esas plegarias y decide intervenir. El mensaje es claro. Cada vida importa porque todas las vidas están entrelazadas. El suicidio, por tanto, es un grave pecado.

Frank Capra era siciliano de nacimiento y emigró a Estados Unidos con su familia cuando tenía seis años. El peso de la religión está presente en muchas de sus películas, pero es quizá en ¡Qué bello es vivir! donde se ve más nítidamente y de forma más simple y directa. Dios no abandona a las personas que tienen fe en él.

¡Qué bello es vivir! nos presenta además dos modelos de capitalismo. Por una parte, el capitalismo deshumanizado y salvaje que no tiene ningún escrúpulo representado por el señor Potter. Y por otro lado un capitalismo más social representado por George Bailey y su pequeña caja de empréstitos, que ofrece créditos a bajo interés y con fines sociales.

¡Qué bello es vivir! está ambientada en los años anteriores y posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Cuando Estados Unidos vive las consecuencias de la Gran Depresión y comienza a salir de la crisis.

George Bailey, interpretado por James Stewart, muestra las dos caras que tiene el ser humano. Durante casi todo el film es el compendio de todas las bondades, peo también se le ve su lado más oscuro. ¡Qué bello es vivir! es una comedia, pero la parte final se asemeja a una película de terror. Es la historia de un perdedor, un hombre con sueños y esperanzas. Unos deseos que nunca se cumplen y al que se le van apagando, una por una, todas sus ilusiones. No saldrá nunca de su pequeña ciudad a la que en el fondo detesta.

En 1993, tras una sentencia del Tribunal Supremo, los derechos de emisión ¡Qué bello es vivir! volvieron a ser privados, pero, aun así, siempre hay algún canal que la incluye en su parrilla de programación estos días. Y fiel a su cita, vuelve siempre por estas fechas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?