Últimas noticias Hemeroteca

El psiquiatra De la Gándara alerta del uso excesivo del smartphone

El psiquiatra Jesús de la Gándara analiza en 'Cibernícolas. Vicios y virtudes de la vida veloz' nuestra relación con las nuevas tecnologías y cómo debemos gestionar su uso

 Hace diez años nació el iPhone, el teléfono inteligente que revolucionó el mundo de las telecomunicaciones, y que ha producido grandes cambios en las costumbres cotidianas de todos. Meter Internet en el bolsillo ha permitido enviar mensajes, buscar información, jugar, tomar fotografías, escuchar música...todo con un mismo aparato, e instantáneamente. El psiquiatra Jesús de la Gándara es autor de 'Cibernícolas. Vicios y virtudes de la vida veloz', un libro que analiza nuestra relación con las nuevas tecnologías y cómo debemos gestionar su uso.

Para él, "quizá todos hagamos un uso excesivo [del smartphone], pero la palabra excesivo no es patológico". Patológico es "cuando el uso produce perjuicios y es incontrolado", matiza. Entonces remite a un modelo de dependencia, y "como cualquier tipo de dependencia adictiva, al final genera más perjuicios que beneficios". El psiquiatra ha concebido dos términos para clasificar a las personas en función de su relación con la tecnología: cibernícolas serían los virtuosos que hacen un buen uso de las tecnologías de la información; mientras que los viciosos, los afectados por diferentes patologías, serían ticópatas.

Uno de los impactantes fenómenos derivados del uso del smartphone es que hemos pasado de necesitar la aprobación social personal a necesitarla digitalmente, "hasta el punto de que es posible describir lo que podríamos llamar depresión de las redes o The Facebook Depression que es una persona que ha perdido los apoyos subjetivos como consecuencia de sus relaciones en Facebook". "Antes, en el mundo social, una persona se deprimía por la pérdida de relaciones significativas. Ahora, en las redes ocurre lo mismo". Para controlar el uso, o el exceso de uso del smartphone,  -como de cualquier cosa-, la moderación es fundamental. Jesús de la Gándara nos deja esta frase: "Si quieres ser feliz ten muchas pasiones pero ninguna dependencia". 

¿Incomunicación en la era de la comunicación?

Hoy la mayor parte de las comunicaciones son mediadas por tecnología. Un 62,5 % de las familias cree que la comunicación entre sus miembros ha empeorado a pesar de las nuevas tecnologías, según el VI Barómetro de la Familia. Sin embargo, para el psiquiatra "ahora existe mucha más comunicación que hace 50 años". "Es una paradoja que en la era de la comunicación hablemos de la incomunicación", sentencia. Y es que, explica, "todos los estudios cientifícos que se han hecho sobre comunicación y familia indican que hay una mayor comunicación democrática entre padres e hijos; hay peor comunicación en familias donde existen patologias". "Las nuevas tecnologías nos permiten quedar y relacionarnos, no son incompatibles", concluye.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?