Sábado, 26 de Septiembre de 2020

Otras localidades

LA MIRADA

Cállense ahora

Al ministro de Justicia Rafael Catalá debería caérsele la cara de vergüenza por exculpar a Federico Trillo de su responsabilidad en el accidente del Yak-42. Si no está dispuesto a condenar lo ocurrido entonces, por lo menos, cállese ahora

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, parece circunspecto porque habla despacio y en tono bajo, pero si uno escucha con atención lo que dice, la cosa no siempre es circunspecta, es decir, no es ni prudente ni seria, sino más bien lo contrario.

No es la primera vez que el señor Catalá se ha despachado con dos frivolidades sobre temas realmente serios, pero las de ayer, defendiendo a su ex colega Federico Trillo, son bastantes insoportables. No hay ministro de Defensa en el mundo civilizado bajo cuyo mandato mueran 62 militares al estrellarse un avión defectuoso y que para colmo sus cuerpos hayan sido identificados a prisa y corriendo, de manera grosera e incorrecta, y que no se haya sentido obligado a dimitir fulminantemente.

El único caso conocido en el mundo es el señor Trillo y bastante desgracia es que eso haya ocurrido en nuestro país como para que ahora, de nuevo, los ciudadanos tengamos que volver a pasar la vergüenza de ver cómo le defienden otros miembros del gobierno, negando su responsabilidad.

Por supuesto que un ministro de Defensa es responsable de que entregue a un padre un féretro en el que hay tres pies. Por supuesto que debió caérsele la cara de vergüenza, al señor Trillo. Y por supuesto que debería caérsele al señor Catalá. Si no está dispuesto a condenar lo ocurrido entonces, por lo menos, cállese ahora. ¿Cuántos Trillos más hay en este gobierno?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?