Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 28 de Mayo de 2020

Otras localidades

LA MIRADA

La bronca de Davos

El último foro, clausurado ayer, fue escenario además de un claro enfrentamiento respecto a cómo relanzar la Unión Europea

Durante décadas, las reuniones del Foro Económico Mundial en la pequeña localidad suiza de Davos se han considerado el punto de encuentro de líderes políticos, empresariales e intelectuales para tratar los grandes problemas de una sociedad globalizada y para ponerse de acuerdo en unas cuantas ideas básicas, la primera de ellas, por ejemplo, que no hacía falta poner condiciones a la marcha de los mercados porque se regulaban a sí mismos estupendamente.

Bueno, todos los mercados menos el laboral, y su secuela la emigración, que nunca ha estado globalizados ni desregulados, ni mucho menos, sin que ningún liberal se escandalizara por ello, que se sepa. La cosa es que hasta Davos piensa ahora que nada ha sido como lo pintaban y que mantener a los gobiernos alejados de los mercados no ha sido una gran idea, porque mucha gente ha quedado perjudicada y comienza a demostrar su enfado. El último foro, clausurado ayer, fue escenario además de un claro enfrentamiento respecto a cómo relanzar la Unión Europea.

Los dos principales oponentes fueron el actual primer ministro holandés, un liberal que no se cortó un pelo a la hora de exigir que Italia y Francia se ajusten más el cinturón y que defiende que la idea de más Unión es una tontería muerta y enterrada; y el ex presidente del Parlamento Europeo, el socialdemócrata alemán Martin Schulz, que le advirtió que fuera más prudente y que dejara de dictar, desde la pequeña Holanda, a los demás países lo que deben hacer. La bronca fue bastante sonora, dicen, y representa muy bien lo que está pasando en la Unión.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?