Lunes, 03 de Agosto de 2020

Otras localidades

"Hay que procurar que el lenguaje de los jueces se aproxime al de la calle"

El jurista y miembro de la RAE Santiago Muñoz Machado presenta el 'Libro de estilo de la Justicia', concebido con el propósito de contribuir al buen uso del lenguaje en todos los ámbitos del derecho

Imagen de archivo del jurista y miembro de la RAE Santiago Muñoz Machado

Imagen de archivo del jurista y miembro de la RAE Santiago Muñoz Machado / RAE

El lenguaje judicial es tan rico y a la vez tan complejo que en ocasiones resulta complejo de descifrar. Tecnicismos, palabras en desuso y un estilo muy particular complican la tarea de compresión de una sentencia o una ley. Con el propósito de contribuir al buen uso del lenguaje en todos los ámbitos del derecho, la Real Academia Española acaba de publicar el 'Libro de estilo de la Justicia', una guía útil tanto para jueces y abogados como para los propios ciudadanos. El director de la obra, el jurista y miembro de la RAE Santiago Muñoz Machado, ha detallado en Hoy por hoy con Gemma Nierga el contenido y el objetivo de este libro.

Portada del 'Libro de estilo de la Justicia' / PLANETA

 Es una percepción muy extendida entre la sociedad: los textos de jueces y abogados pueden resultar realmente complicados de entender. Pero para Muñoz Molina, existe una explicación: “Esa crítica tan tradicional de que el lenguaje que emplean es un lenguaje oscuro, hay que matizarla un poco. Se debe a que el lenguaje del derecho es un tecnolenguaje”. Un lenguaje lleno de palabras que definen conceptos complejos del derecho, algunas incluso procedentes del latín, para las que el ciudadano no tiene más remedio que acudir al diccionario. “Hay que procurar que el lenguaje de los jueces, abogados incluso de la administración pública” explica el académico “se aproxime lo más posible al lenguaje ordinario, al lenguaje de la calle”.

Entre los principales problemas que han detectado desde la RAE se encuentra el uso arcaísmos, “giros que realmente la gente no comprende pero que para nosotros son tan normales” reconoce Muñoz Molina. Pero no se puede generalizar, todo puede depender del abogado o juez que a uno le caiga en suerte. “Cuando se está ante un buen jurista que tiene gusto por la literatura y que se empeña por hacer las cosas claras, todo lo que escribe puede ser perfectamente entendible. Es también una cuestión de formación personal”.

Pero no solo sobre vocabulario y sintaxis se establecen recomendaciones en este libro. También la presentación de los documentos es objeto de debate. La división de la sentencia cuando es larga en párrafos más cortos, la posibilidad de enumerar dichos párrafos, usar de modo correcto las comillas y los guiones son algunas de las propuestas. "Hacerlo más atractivo, que entre por los ojos" sentencia Muñoz Molina.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?