Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 22 de Agosto de 2019

Otras localidades

Los cinco momentos más políticos de los Goya

Después del alabado discurso de Meryl Streep, conviene repasar algunos de los momentos en los que los artistas españoles se han mojado por temas políticos y sociales, por los que han sido muy criticados, la mayoría de las veces

José Luis Borau, el presidente de la Academia en 1998, con las manos blancas contra ETA /

1.- Contra la Guerra de Irak

Con manifestaciones multitudinarias contra la Guerra de Irak, aquella a la que nos llevó el Gobierno de Aznar, apoyando a Bush y Blair, los Premios Goya del año 2004 fueron una demostración antibélica. Quizá pasó desapercibido aquel año, que aquellos chicos alabados por los ministros del PP, los cantantes de Operación Triunfo, también mostraron su desacuerdo. Sin embargo, la derecha mediática atizó a los actores y utiliza todavía esa gala como motivo beligerante contra el cine en general. Presentada por Alberto San Juan y Willy Toledo y el grupo teatral Animalario, hubo hasta un imitador de Aznar, Javier Gutiérrez. Casi todos los nominados y los invitados llevaban la pegatina del "No a la guerra". También fue la gala del "Nunca Mais", por el Prestige.

2.- Las manos blancas contra ETA

Las buenas noticias del cine español de 1998 no ocuparon las palabras de José Luis Borau, el presidente de la Academia por aquel entonces. Borau cambió el discurso ante el atentado que acabó con la vida de un concejal del PP y su esposa, y que simbolizaba el rechazo al terrorismo de ETA. Su imagen, con las manos blancas en alto, fue secundada por los asistentes y se convirtió en un icono de repulsa contra los atentados. "Creo representar los sentimientos de buena parte del cine español al expresar nuestro profundo convencimiento de que nadie, nunca, jamás, en ninguna circunstancia, bajo ninguna creencia o ideología, puede matar a un hombre”, decía Borau.

3.- Contra La pelota vasca

En 2004 hubo otra polémica. El documental de Julio Medem, La pelota vasca, estaba nominado y, aunque no ganó, el director vasco se convirtió en el protagonista de la noche. El motivo, que la AVT convocó una concentración en la puerta de la gala para exigir a la Academia que retirara la nominación a la cinta, un documental sobre ETA en el que se entrevistaba a Otegi y a familiares de presos etarras. Además, miembros de la AVT pedían a los actores que dijeron "No a ETA", sin recordar el acto de valentía de Borau y compañía. Los artistas lucieron pegatinas con el lema "Médem sí, ETA no".

4.- Políticos y la foto de los Goya

La primera edición de los Premios Goya se inauguró con la presencia de los Reyes, a lo que les dieron un simbólico Goya. Pero fue Zapatero el primer presidente en acudir a una gala. Fue en el año 2005, tras ganar las elecciones. La polémica fue doble. Por un lado, quienes criticaban al presidente del Gobierno por tratar de aprovechar la famosa foto. Otros, lo que le acusaban de apoyar a los "actores de la ceja". De todas las galas, la de 2016 fue la que más políticos por metro cuadrado congregó. Estaban cuatro candidatos: Pablo Iglesias, de Podemos, Pedro Sánchez, del PSOE, Albert Rivera, de Ciudadanos, y Alberto Garzón, de IU. Faltó Mariano Rajoy. Aprovechando esto, Dani Rovira, presentador de la gala, aprovechó la ocasión para proponer "El Pacto de los Goya" a un país que estaba sin gobierno.

5.- Los Goya de la crisis

El año 2013 fue el año más duro para los españoles por culpa de la crisis económica y de unas políticas de austeridad auspiciadas tanto por PSOE como por el PP. Por eso, José Coronado, al entregar uno de los premios, agradecía a los espectadores que a pesar del sufrimiento económico hubieran ido al cine. Ese año fueron muchos los discursos dedicados a las personas sin casa, a la educación pública y a la sanidad, como el de Maribel Verdú o Candela Peña, que ganaron Goya ese año. "Va por los que perdieron sus casas, sus esperanzas, incluso sus vidas", decía Verdú, protagonista de Blancanieves. Y Candela Peña tampoco se mordía la lengua: "Llevaba tres años sin trabajar... En ese tiempo, he visto morir a mi padre en un hospital público en el que no había mantas ni agua... En ese tiempo, ha salido de mis entrañas un niño que no sé que futuro va a tener". También la presentadora de ese año tuvo varios dardos hacía Wert, entonces ministro de Cultura, y los políticos. Eva Hache decía: "El cine español ha recaudado 106 millones de euros. La mejor recaudación de la historia. Claro que si lo comparas con los recortes en Sanidad y Educación, es una mierda".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?