Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

Adela Asúa: "La sentencia del Constitucional no debió entenderse como un golpe al diálogo: señalaba caminos"

La vicepresidenta del Tribunal Constitucional reconoce su preocupación por los "momentos críticos" que atraviesa la situación en Cataluña, pero cree que "el diálogo, la ley y el derecho van a predominar"

Adela Asúa, en 'Hoy por hoy' / Adela Asúa jura su cargo como magistrada del Tribunal Constitucional. / EFE

Adela Asúa, magistrada y vicepresidenta del Tribunal Constitucional, ha defendido en ‘Hoy por Hoy’ la independencia de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ante manifestaciones como la que este lunes, coincidiendo con la entrevista, ha acompañado a Artur Mas al juicio por la consulta del 9N. Sí ha reconocido sentir “preocupación” ante las imágenes que ha dejado la mañana: el juicio a tres dirigentes políticos y la concentración de apoyo popular, convocada por los independentistas, a las puertas del Palacio de Justicia en Barcelona. “Estamos ante un problema que viene desarrollándose desde hace cinco años con este tipo de exteriorizaciones. Creo que, no obstante, la democracia, sus instrumentos, este estado compuesto en el que vivimos tiene sus resortes, aunque a veces parezca que no los usa o se resiste a usarlos: el diálogo, la ley, el derecho. Creo que, a pesar de que son momentos críticos, esto va a predominar”, ha defendido Asúa, que ha insistido en que el Tribunal Constitucional ha venido señalado que caben vías políticas para desatascar la situación. “El Constitucional va marcando dónde están las líneas rojas, pero también dónde está el espacio amplísimo de la política para discutir estas cuestiones”.

La magistrada, que en su día votó a favor de considerar la declaración del Parlament que definía a Cataluña como sujeto soberano como una declaración política sin consecuencias jurídicas, ha defendido la decisión final del Constitucional de anular, de declarar inconstitucional, el punto que consideraba a los catalanes pueblo soberano con capacidad para cambiar su estatus. “Fue lo único que se anuló. No es baladí, pero hicimos un esfuerzo: sólo dijimos que era inconstitucional lo de que los catalanes son un pueblo soberano para cambiar su estatus, que una parte no puede decidir sobre el resto, pero esa sentencia hablaba de diálogo. En ella se alude a los principios de Canadá, se dice que la independencia, la autodeterminación es una aspiración política y, como tal, legítima, pero que hay una realidad a través de la cual hay que encauzar las decisiones por respeto a los derechos de todos. Esa sentencia no debió entenderse como un golpe que rompía el diálogo, sino que señalaba caminos”. En cuanto a la posibilidad de suspender cautelarmente a los políticos que desobedezcan sus sentencias – una capacidad que el Constitucional ostenta gracias a la reforma exprés de sus competencias que impulsó el gobierno de Rajoy –, Adela Asúa ha descartado que el Tribunal llegue a ese extremo en el caso de Cataluña. “Es una facultad que tiene el Constitucional, pero en este momento no hay ningún indicio de que pretenda utilizarla, tendría que darse una circunstancia muy extraordinaria. Pero está ahí”, ha explicado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?