Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Cuestión de sangre

La periodista Mónica González Álvarez investiga la cruenta venganza de los hermanos Izquierdo, que asesinaron por las calles de su pueblo natal, Puerto Hurraco, a nueve personas. Un caso que conmocionó a España.

Vista de Puerto Hurraco durante los años noventa. /

Una nueva historia de la periodista, escritora e investigadora Mónica González Álvarez. Escucha nuestro último caso real.

Hace algo más de 26 años, la sangre corrió por las calles de Puerto Hurraco (pedanía de Benquerencia de la Serena, Badajoz), apenas con un centenar de vecinos censados. Un crimen en el que se perdieron nueve vidas y doce personas fueron heridas.

Noche del 26 de agosto de 1990: ‘Vamos a cazar palomas’, dijeron Emilio Izquierdo y su hermano Antonio cuando se despidieron de sus hermanas, Luciana y Ángela, armados hasta los dientes.

En un principio las dos mujeres fueron consideradas por el juez instigadoras de la masacre, pero muy poco después fueron exculpadas por no encontrar pruebas fehacientes contra ellas.

Con sus escopetas cargadas y bien surtidos de munición, los hermanos abrieron fuego contra todo lo que se movía. El objetivo: vengar un asesinato y décadas de odio acumulados. Un rencor forjado a sangre entre dos familias rivales: Los izquierdo –apodados los ‘Pastaspelás’– y los Cabanillas –los ‘Amadeos’–.

Una tragedia que tiene su origen en disputas por unas tierras que se remonta a 1961 y que también acabó en crimen. Antonio Cabanillas era el enemigo acérrimo de los Izquierdo.

El hermano de Antonio, Amadeo, penetró con su arado en un terreno de Manuel Izquierdo, por cuyas lindes  se peleaban ambas familias. Para más deshonra, rehusó casarse con Luciana, una de las hermanas de los Izquierdo.

El historial de odio no hizo más que comenzar. Jerónimo Izquierdo, el mayor de los hermanos, mató a Amadeo Cabanillas. Tras cumplir su pena en prisión, apuñaló gravemente al hermano, Antonio, que pudo sobrevivir. Lo acusaba de provocar el incendio en el que murió la madre de los Izquierdo, Isabel.

Había que culminar la venganza.  Tras el episodio de furia, los hermanos se escondieron en la Sierra. Poco después fueron detenidos sin plantar resistencia. Ninguno de los dos mostró jamás muestras de arrepentimiento. Antonio Izquierdo manifestó que si no hubieran sido detenidos, hubieran continuado masacrando a la familia rival.

Contamos con las voces de: Francisca González, Prado Rivera, Rafael de la Rica, Carlos Piñeiro, Carlos J. Pérez, Fernando Incera y Nacho Gijón. Guión de dramas de Sergi Moral y Mona León Siminiani.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?