Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Las nuevas masculinidades en las series, entre la comedia y la marginación

¿Cómo está cambiando la representación de la masculinidad? ¿Hay series o personajes que desafían el modelo hegemónico? ¿Hombre y masculinidad ya no es un concepto único e inequívoco?

Gus, el personaje interpretado por Paul Rust en la comedia Love /

La multiplicación de voces en la ficción televisiva ha hecho evolucionar la representación de la cuestiones de género. Es fácil percibir el salto de las mujeres. Series contra el patriarcado escritas, dirigidas y protagonizadas por mujeres. Desde ‘Fleabag’ a ‘Better Things’ pasando por ‘Insecure’. Mentes combativas como Lena Dunham o Jill Solloway luchando contra el modelo hegemónico. El público puede descifrar el avance de la feminidad, pero ¿qué pasa con los hombres? No está tan claro quién representa las nuevas masculinidades.

Escucha la sección completa de series de televisión

Con la ayuda de Antonio Ramón Jiménez, autor del artículo ‘Nuevas masculinidades en la ficción televisiva contemporánea’ en el portal Serializados, analizamos la evolución de los hombres y la representación de nuevos modelos que desafían el sistema hegemónico.

Kevin Spacey en ‘House of cards’ encarna el patrón clásico. Un personaje sin escrúpulos, ambicioso, vengativo y despojado de emociones. El hombre asociado al liderazgo y la autoridad. Con Don Draper en ‘Mad Men’ se empieza a percibir la crisis de la masculinidad. Un personaje tan seguro de sí mismo como atormentado que se continuamente interpelado y cuestionado por las mujeres que le rodean. Estos dos casos son dos buenos ejemplos de la reproducción del androcentrismo patriarcal, es decir, la práctica de otorgar al varón la posición central en todos los ámbitos, público y privado.

Esta representación comienza a tambalearse con nuevos personajes que añaden matices y despojan de algunos atributos al hombre clásico, asociado también a la virilidad y la corpulencia. David Fisher en ‘A dos metros bajo tierra’ sufre la opresión contra la homosexualidad mientras defiende su condición de hombre y en ‘Hung’ se invierten los roles con el varón que vende su cuerpo y es percibido como un objeto de placer femenino.

Pero, quizá, en los últimos tiempos donde se percibe mejor el cuestionamiento de ese modelo es en la comedia. Los nerd o frikis encabezan este cambio. Sin invertir los roles clásicos –la representación no tiene que ver con actitudes machistas-, estos personajes no cumplen el patrón tradición de masculinidad. Hombres inseguros, dubitativos, con problemas de socialización, patosos en el sexo, sin liderazgo emocional. Por ejemplo en ‘The big bang theory’. A ellos se suman nuevos jóvenes como los chicos de ‘Girls’ o el protagonista de ‘Love’. Millenials con una mirada social y cultural de mayor amplitud que sufren fuertes conflictos internos y muestran una nueva sensibilidad.

¿Es capaz el público de descodificar esta transformación? ¿Es probable que la audiencia masculina endiose al protagonista de ‘Hung’ y se ría de eso nerds, patosos sociales, pringados e inseguros? Posiblemente. La puerta está abierta pero, por ahora, las nuevas masculinidades transitan entre la comedia y la marginación.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?