Sábado, 31 de Octubre de 2020

Otras localidades

ÚLTIMA HORA ÚLTIMA HORA Muere el actor Sean Connery a los 90 años
LO QUE EL CINE NOS DEJÓ

25 años del despegue internacional de Antonio Banderas

El 7 de febrero se cumplieron 25 años del estreno de “Los reyes del mambo”. Aquel fue el pistoletazo de salida para la carrera en Hollywood de Antonio Banderas.

25 años del despegue internacional de Antonio Banderas

Los reyes del mambo

Sus películas con Almodóvar le habían dado visibilidad internacional. En el documental “En la cama con Madonna” la “ambición rubia” se deshacía en elogios hacia él. Tenía que pasar y pasó. Antonio Banderas recibió una llamada de Estados Unidos ofreciéndole un papel en la película “Los reyes del mambo” y no le quedó más remedio que decirle que no a su amigo Pedro, que le quería en el reparto de “Tacones lejanos”, y coger un vuelo hacia Nueva York. Comenzaba así la aventura americana de Antonio Banderas.

Banderas no sabía inglés. En los meses siguientes estudió ocho horas diarias el idioma, aprendió a tocar la trompeta, perdió diez kilos de peso y se empapó del ambiente salsero de Nueva York visitando cada noche los clubs de música latina de la ciudad. “Los reyes del mambo” contaba la historia de dos hermanos cubanos, Antonio Banderas y Armand Assante, que en la década de los 50 llegaban a Nueva York dispuestos a triunfar en la escena de la música latina que por entonces arrasaba gracias a estrellas como Tito Puente.

El sueño americano que perseguía su personaje en la película era el mismo que buscaba Antonio y pronto empezó a hacerlo realidad. Ese mismo año entregaba un premio junto a Sharon Stone en la ceremonia de los Oscar, donde Billy Crystal le presentaba como “el hombre vivo más sexy del mundo”. Era la primera vez que lo hacía un español y un español además que había llegado para quedarse en Hollywood. Banderas era consciente de que, al principio, sólo podía hacer breves papeles con muy pocos diálogos y con escasa presencia, pero poco a poco logró ir apareciendo en películas importantes. Al lado de Tom Hanks en “Philadelphia”, de Meryl Streep en “La casa de los espíritus” o de Tom Cruise y Brad Pitt en “Entrevista con un vampiro”.

Bailó con Madonna en “Evita”, derrochó erotismo con Sharon Stone en “Nunca hables con extraños” y repartió tortazos junto a Stallone en “Asesinos”. Uno de sus directores más habituales sería Robert Rodriguez. Con él consiguió su primer protagonista en “Desperado” y más tarde trabajó con él en la exitosa saga de “Spy Kids”. Sin embargo fue una película española, aunque rodada en Estados Unidos, la que acabaría dando un vuelco a su vida. Durante la filmación de “Two much” de Fernando Trueba se enamoró de la actriz Melanie Griffith con la que unos meses después se casaría.

En 1996 nació su hija Stella del Carmen. Su relación con Melanie le convirtió en un personaje muy popular en la prensa americana. Y aquí en España la verdad es que tuvimos a Antonio y a Melanie hasta en la sopa. Pero a pesar de la popularidad y de que su carrera estaba bien encaminada a Banderas le faltaba todavía una película que fuera un taquillazo y en la que fuera protagonista absoluto. Y esa película llegó. “La máscara del Zorro” le consagró como estrella internacional. Su caché se multiplicó por tres y hasta le pusieron una estrella en el paseo de la fama de Hollywood Blvd.

Pero a Banderas eso no le bastaba, deseaba dar un paso más en su carrera y convertirse en director. Debutó en 1999 con “Locos en Alabama”, una película protagonizada por Melanie que hablaba del racismo y de los sueños de libertad. Banderas repetiría como director años después con “El camino de los ingleses”, ya rodada en España. Una historia de jóvenes malagueños como él, a finales de los años 70, que le tocaba muy personalmente.

Ese mismo permiso que se concedió para rodar en España se lo tomó también para dejar el cine un tiempo y subirse a los escenarios de Broadway, donde triunfó con el musical “Nine”. También destacaría en el cine de animación, ya fuera produciendo películas como “El lince perdido” o “Justin y la espada del valor” o poniéndole voz al Gato con Botas, un personaje que nació en la saga “Shrek” y tuvo película propia.

En los últimos años Antonio Banderas ha seguido trabajando en toda clase de películas; buenas y malas, producciones taquilleras como “Los Mercenarios 3” o películas más minoritarias como “Autómata”. Tampoco tiene problemas en regresar a España a trabajar en nuestro cine cuando quiere, como hizo con Almodóvar en “La piel que habito”.

A sus 56 años Antonio Banderas rezuma equilibrio y sentido común. Ahora vive en Londres con su nueva pareja, la asesora financiera Nicole Kimpel. Se sabe un hombre afortunado y ha conseguido llegar tan alto como quería sin perder la humildad ni la coherencia, algo que en el mundo del cine no resulta habitual. Y el más difícil todavía, ser una estrella de Hollywood pero sin perder sus raíces malagueñas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?