Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 20 de Julio de 2019

Otras localidades

"El silencio es el nombre secular de Dios"

Charlamos con el sacerdote y escritor Pablo d´Ors

En algunos de sus libros conviven la búsqueda del silencio y la observación. En su mirada, también.

Nuestro invitado llega al estudio investido de cierta aura solemne, tal y como le recordábamos. Me regala una sonrisa. Es Pablo d´Ors, sacerdote y escritor. Tras saludarle le pregunto cómo transcurrió la fiesta para celebrar los más de cien mil ejemplares vendidos de su libro Biografía del silencio (Siruela, 2012). Responde con pasión: “Ha sido la fiesta más bonita que jamás he presenciado. Un escenario de ensueño para cualquier escritor. Nos reunimos muchas personas y todas leyeron un capítulo del libro, aquel que más les había ayudado a descubrir que se puede vivir de otra manera.”

Adentrarse en Biografía de Silencio es emprender un viaje que no te deja indiferente. Cien páginas que permiten asomarse al mundo de la meditación. Algo al alcance de todos. La meditación nos ayuda a mirar en nuestro interior, a convivir con nuestro ser y a vaciarnos de experiencias. Porque vivimos perdidos, aturdidos por cientos de deberes y obligaciones que nos alejan de nosotros mismos y nos hacen vivir una vida que no es la nuestra. Nos pasamos el tiempo soñando los sueños de otros, persiguiendo proyectos de vida quiméricos que nos encarcelan y nos olvidamos de lo realmente importante, de aprender a vivir. “Meditar es asistir al fascinante y tremendo proceso de muerte y renacimiento.” Un ensayo que ha superado ya los 100.000 ejemplares vendidos y que forma parte, junto con El amigo del desierto y El olvido de sí, de la llamada Trilogía del silencio.

Gran conversador, d´Ors transita por las palabras con seguridad. Su discurso está plagado de enseñanzas e ilusión. Y lo contagia. Este teólogo y sacerdote reparte su tiempo entre la meditación y el asesoramiento cultural al Vaticano. En julio de 2014 fue nombrado miembro del Pontificio Consejo de la Cultura, lo que viene a ser el Ministerio de Cultura del Vaticano. Aunque orgulloso de su papel como consejero, sigue echando de menos su etapa como capellán hospitalario. Durante aquel tiempo conoció a personas maravillosas pero también tuvo que enfrentarse cara a cara al dolor que producen la enfermedad y la muerte. El hospital fue para él una lección de realidad y una escuela que le marcó para siempre: “Un sacerdote no debe estar lejos del mundo del dolor. El sufrimiento configura.”

Al terminar la entrevista d´Ors se marcha apresurado, tiene que coger un tren que le llevará lejos de la capital: “Los Amigos del Desierto tenemos un retiro espiritual este fin de semana.” Nos despide cordialmente y se aleja dejando tras de sí la certeza de que, con un poco de entrenamiento, podemos transitar por nuestra conciencia, explorarla y descubrir un territorio que nos ofrecerá la sabiduría necesaria para vivir.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?