Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Sara Baras homenajea a los clásicos del flamenco

Toni Martínez, Especialistas Secundarios, El Mundo Today, Juanma Iturriaga y Sara Baras

Hablar de Sara Baras es sinónimo de fuerza, de sentimiento y de cultura. Sobre los escenarios se funde con la música y su cuerpo se convierte en arte. Llega a Madrid con 'Voces', -Teatro Nuevo Apolo-, un espectáculo  con el que rinde homenaje a Paco de Lucía, Antonio Gades, Caramarón o Enrique Morente, entre otros.

Con 'Voces' ha recorrido medio mundo: Nueva York, Tokio, París ó Dubai, y asegura que allá donde va recibe gran reconocimiento por los artistas a los que homenajea, "sentir el respeto y la admiración a nuestros maestros es un regalazo bestial". Subraya el momento en el que suena Paco de Lucía, -su música y su voz- y asegura que "es emocionante sentir que la gente fuera de España también se emociona con el".

La bailaora reconoce que este espectáculo nació de un "momento triste". Partió de la muerte de Paco y surgió "de la necedad de reconocer su grandeza, como agradecimiento a una persona que me ha dado tanto". De Paco, y de los demás, aprovecha sus lecciones y por eso baila con un gran sentimiento, y eso se nota.

Es tan emocionante que en un primer momento pensó que no iba a ser capaz de bailar, "llegó en un momento muy importante en la vida en el que te hace ser sincera y mostrar lo que de verdad eres".

CADENA SER

Uno de los puntos de inflexión de su vida fue el nacimiento de su hijo, que la mantuvo alejada de los escenarios un tiempo. "Desde que soy madre he cambiado, hago giras más cortas, porque no puedo separe mucho de mi hijo”. Cuenta que cuando volvió a los tablaos después de la baja maternal cambió su escala de valores, “sabes de qué manera haces las cosas, el cuerpo está incluso mejor que antes, me siento más fuerte y más rápida, tengo más armas para poder expresarme”. Nunca le falta el aire dice. Baila y expresa y eso le da fuerzas.

Para Sara el baile es todo, “zapatear es música, un golpe no es ruido”, considera que bailar es libre y que el baile tiene que trasmitir la alegría que uno tiene.

Esta bailaora es además madrina de “Mi princesa Rett”, una asociación que apoya la investigación de este síndrome. Para Sara “el baile cura y el baile une”. Asegura que fue más feliz cuando fue consciente de que su baile es útil y que puede ayudar a los que lo necesitan.

Su dulzura y suavidad a la hora de expresarse se complementan a la perfección con la fuerza y el temperamento que destilan sus zapatos. Todo ello se convierte en una maquina de hacer arte, de fabricar cultura y crear sentimientos tan fuertes que no se olvidan, como el sonido de sus tacones cantando en el escenario.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?