Sábado, 28 de Noviembre de 2020

Otras localidades

ENCICLOPEDIA CURIOSA DEL CINE

Y el Oscar es para… un musical

“La la land, la ciudad de las estrellas” se presenta como favorita este año para ganar el Oscar a la mejor película. Repasamos otras películas musicales que también consiguieron la estatuilla al mejor film.

Y el Oscar es para… un musical

Sonrisas y lágrimas

A lo largo de los 88 años de historia de los Oscar solo diez películas musicales han conseguido ganar la estatuilla al mejor film. No parecen muchas teniendo en cuenta la importancia del musical dentro del cine americano a lo largo de su historia. Vamos a recordarlas.

En su segunda edición celebrada en 1930 los Oscar se despedían del cine mudo y premiaban como la mejor película al que hoy se considera el primer musical importante de la historia del cine: “La melodía de Broadway” película que contaba la historia de dos hermanas que intentan triunfar en el vodevil.

“La melodía de Broadway” abrió las puertas del cine a las canciones y las complicadas secuencias de baile. A lo largo de los años 30, los años de Fred Astaire y Ginger Rogers, en la lista de nominadas a la mejor película de cada año siempre había un título musical. Pero en esta década solo otra película más con canciones y bailes se llevaría la estatuilla. Fue en 1937, “El gran Ziegfeld”, biografía de uno de los grandes productores de Broadway: Florence Ziegfeld.

En 1945 Bing Crosby se hacía con el Oscar de interpretación por una película musical que también ganaría la estatuilla: “Siguiendo mi camino”, en la que Crosby interpretaba a un sacerdote muy musical.

Llegamos a los años 50. En esta década las dos películas ganadoras del Oscar al mejor film eran producciones de la Metro, estaban dirigidas por Vincente Minnelli y las dos transcurrían en París.

“Un americano en París” es para muchos el mejor musical de la historia y el ballet final con su explosión de color y música, la escena cumbre del género. Leslie Caron era, junto a Gene Kelly, su protagonista y Leslie Caron era también la protagonista de la película que ganó el Oscar al mejor film en 1959. “Gigi” ganó aquel año 9 estatuillas, el mayor número conseguido hasta entonces por una película, aunque al año siguiente “Ben-Hur” con 11 batiría ese récord. El récord que sí conserva todavía “Gigi” es el de la cinta con el título más breve que ha ganado el Oscar a la mejor película.

Los cinco musicales que hasta entonces habían ganado el premio eran todas producciones originales de Hollywood. Los cinco siguientes en cambio serían adaptaciones de Broadway y cuatro de ellos llegarían en los años 60. Con música de Leonard Bernstein y adaptando la historia de Romeo y Julieta a las calles de Nueva York, West Side Story se iba a convertir en 1962 en el musical que más estatuillas ganado hasta la fecha, diez, incluida por supuesto la de mejor película.

Tres años después, en 1965, la estatuilla se la llevaba “My fair lady”, la historia de la florista Eliza Doolittle convertida en gran dama gracias a los esfuerzos de mister Higgins, profesor de fonética.

Solo hay dos producciones que han conseguido ganar el Oscar a la mejor película y el Tony al mejor musical teatral: Una es “My fair lady”. La otra el musical que ganó el Oscar al año siguiente, en 1966.

“Sonrisas y lágrimas” no solo se llevó el Oscar sino que durante muchos fue la segunda película más taquillera de la historia tras “Lo que el viento se llevó”. La cuarta película que ganó el Oscar en la década de los 60 fue un musical británico.

Basada en la novela de Charles Dickens y ganadora en el año 1969, “Oliver” destaca sobre todo por sus coreografías y los grandes decorados que recreaban el Londres del siglo diecinueve. En las décadas posteriores el musical entró en crisis. Habría que esperar 34 años para que una película del género volviera a ganar el Oscar: una historia carcelaria y de asesinas con mucho glamour. En 2003 “Chicago” de Rob Marshall logró cautivar al público convirtiéndose en el segundo musical más taquillero de la historia con unas inspiradísimas Catherine Zeta Jones y Renee Zelwegger.

A lo largo de la historia otros muchos musicales fueron nominados al Oscar a la mejor película pero no lo ganaron. Títulos como “El mago de Oz”, “Sombrero de copa”, “Un día en Nueva York”, “El rey y yo”, “Cabaret” o “Los miserables” por citar solo algunos. En cambio la película más famosa del género, “Cantando bajo la lluvia”, no fue nominada y se tuvo que contentar con dos candidaturas a la mejor música y a la mejor actriz de reparto. Quizá este año “La la land” amplie la cuenta o quizá no. Pero lo que es seguro es que en el futuro seguiremos viendo grandes musicales que ganarán nuevos Oscar porque, no lo dudéis, cine y música hacen siempre una buena pareja.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?