Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La doble tragedia de los menores que huyen solos de la guerra

Andrés Conde, director general de 'Save the Children' en España, se encuentra de ruta por Serbia para conocer de primera mano los problemas a los que se enfrentan los refugiados

Imagen de un adolescente afgano que se encuentra en el asentamiento de refugiados en Belgrado, tomada este lunes en la capital serbia. / ()

El Gobierno de Hungría ha anunciado este lunes que ha comenzado la construcción de una segunda valla en la frontera con Serbia. Un proyecto que costará 123 millones de euros. El anuncio coincide con el primer aniversario del cierre de la frontera serbia con Macedonia, una medida que obstruyó la ruta de los Balcanes, por la que los refugiados cruzaban desde Grecia hasta el centro de Europa. Tras el cierre de la frontera serbia se podría pensar que, desde entonces, el tránsito de refugiados es inexistente. Pero no es así, porque cada mes entran unas tres mil personas en el país de la mano de las mafias. Para conocer de primera mano esta situación, Andrés Conde, director general de Save the Children en España, ha iniciado este lunes una ruta por Serbia que tiene como punto de partida la capital, Belgrado.

Las medidas han logrado una disminución de la presión migratoria, porque la ha dificultado, pero en ningún momento la ha detenido. En 2016, a pesar de que la frontera se cerró, pasaron por Serbia ochenta mil refugiados. En el conjunto del país hay ocho mil estancados, mil doscientos de ellos en Belgrado, donde se encuentra, en unos antiguos almacenes, el mayor asentamiento informal de refugiados de Europa. "Están viviendo en condiciones absolutamente indignas, sin agua, sin baños, conviviendo con la basura, sin ventilación y hasta hace dos semanas con unas temperaturas de quince grados bajo cero", ha descrito Conde.

Muchos de los que se encuentran allí son menores, porque, ha incidido Conde, "un 40% de los que emprenden este viaje son niños". La mayoría de ellos tiene traumas profundos porque en su corta vida han vivido situaciones estremecedoras. Es el caso de una niña  iraquí de cuatro años: "La razón de su salida de Irak fue el temor a la violencia del DAESH y cómo estaba afectando a su familia. La pequeña había tenido que ver como prendían fuego a su tía viva  y luego el barco en que cruzó el Egeo se partió por la mitad y todos cayeron al agua. Tiene un estrés postraumático como yo nunca he visto, casi cronificado".

También es muy dura la historia de los adolescentes que viajan solos. En la mayoría de los casos las familias venden todo lo que les queda en su país de origen para poder pagar el viaje a los chicos. Lo hacen con la esperanza de que algún día, si llegan a países como Noruega o Alemania, puedan enviarles dinero y en el mejor de los casos reunificar a la familia en Europa: "Estos niños están preparados para soportar cualquier adversidad porque sus familias dependen de ellos. Y son niños de 12, 13 y 14 años". En este sentido, ha detallado Conde, el trabajo psicosocial es un componente fundamental de su trabajo, porque "les ayuda a desarrollar una resiliencia que les va a permitir continuar con toda la adversidad que les viene. Porque su viaje está todavía a la mitad".

Traficantes de personas

El cierre de la frontera y la construcción de vallas ha disuadido a algunos, pero la situación en sus países de origen es tal que prefieren arriesgarse. Lo que sucede ahora es que su viaje es más peligroso y mucho más caro. Las mafias se están aprovechando de la desesperación de los refugiados y les cobran entre siete mil y diez mil euros por persona para poder llegar a Serbia.

Los llevan por zonas a las que es complicado que lleguen policías o soldados, debido a su naturaleza geográfica. Tienen práctica en este sentido, según Conde: "Las mafias que ahora trafican con los refugiados antes de esta crisis humanitaria se dedicaban a la trata, por eso están acostumbrados a burlar la vigilancia".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?