Domingo, 09 de Mayo de 2021

Otras localidades

EL GOBIERNO DE TRUMP

Trump acusa a Obama de pinchar su teléfono durante la campaña

Donald Trump acusa sin pruebas a Barack Obama en las redes sociales de pinchar su teléfono

La administración del nuevo presidente estudia separar de sus padres a los niños indocumentados

Trump acusa a Obama de pinchar su teléfono durante la campaña

Este sábado, el presidente Donald Trump ha lanzado un tuit en el que acusa a la administración Obama de haberle pinchado el teléfono en octubre pasado después de asegurar, en otro mensaje, que el mismo embajador que se entrevistó con Jeff Sessions, actual Fiscal General y miembro del equipo de campaña, acudió a verse a solas con el presidente Obama en la Casa Blanca en 22 ocasiones.

Sessions tuvo que anunciar el jueves que se inhibía en la investigación que han abierto los servicios de inteligencia para determinar qué tipo de contactos hubo entre el equipo de campaña de Trump con Rusia, país al que se acusa de haber hackeado los ordenadores del Partido Demócrata y de haber filtrado a la prensa, gracias a la ayuda de Anonymous y Julian Assange, el contenido de los correos electrónicos que Hillary Clinton envió desde sus cuentas personales cuando era Secretaria de Estado.

La política migratoria de Trump

La administración Trump retoma una vieja idea que Obama descartó. El departamento de Interior estudia una propuesta para separar a los niños de sus padres cuando crucen la frontera sin documentos y sean detenidos. Se trata de un mensaje disuasorio para las familias de migrantes que cruzan la frontera de México, pero también, según ha señalado un alto responsable de la Seguridad Nacional a la cadena de televisión CNN, evitar "el uso de niños para la inmigración ilegal. Vamos a niños a los que secuestran y utilizan para llegar hasta aquí y quedarse".

Las familias, que ahora quedan en libertad hasta que se resuelve su caso, serían divididas: los padres ingresarían en centros de detención para inmigrantes y los menores serían transferidos a los servicios sociales o a familiares que ya estén viviendo en Estados Unidos. La administración Obama estudió aplicar una medida similar pero se descartó por ir en detrimento de la seguridad de los niños.

Durante el año fiscal de 2016, que terminó en septiembre, las patrullas fronterizas detuvieron a más de 77.000 indocumentados que cruzaron con sus familias, casi el doble que en el periodo anterior.

En paralelo a este endurecimiento de la política migratoria, la Casa Blanca también estudia un recorte del 37% en el presupuesto del Departamento de Estado que afectaría a la cooperación y la ayuda al desarrollo con Latinoamérica.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?