Lunes, 18 de Enero de 2021

Otras localidades

Sexo

Cierra el primer burdel de muñecas sexuales, que busca una nueva localización

LumiDolls era el primer burdel de estas caracteristicas de toda Europa

La empresa anuncia que cambiará de localización.

La empresa anuncia que cambiará de localización. / Lumi Dolls

El primer burdel de muñecas sexuales de Europa abría sus puertas el pasado 25 de febrero en Ciutat Vella (Barcelona). Dos semanas más tarde no queda ni rastro del negocio. Tras popularizarse a través de los medios y las redes sociales, los gerentes del negocio han optado por buscar una nueva ubicación para su prostíbulo de muñecas.

El primer burdel de muñecas sexuales abre sus puertas en Barcelona

Así es el primer burdel de muñecas sexuales de Barcelona.

El Ayuntamiento de Barcelona ha confirmado recientemente que este club no tenía licencia de actividades para operar, razón por la que, tras saltar a la fama, el dueño del local ha optado por trasladar su burdel a otra localización. Cuando la Guardia Urbana del Ayuntamiento acudió al inmueble para inspeccionarlo, el local situado en el barrio de El Raval, ya había desaparecido.

"Estamos de traslado, nueva apertura próximamente"

En la página web del burdel, los gerentes del negocio han dejado un mensaje en el que se puede leer que el local está de traslado y que abrirá próximamente en una nueva localización. Por lo tanto, se espera que el burdel abra nuevamente, de manera clandestina, en una nueva ubicación.

La web afirma que están de traslado. / Lumi Dolls

El Consistorio ha contactado con el propietario del piso, quien ha asegurado que no tenía nada que ver con el negocio. El hombre había alquilado el piso a unos arrendadores, quienes no le informaron en ningún momento que levantarían allí un prostíbulo de muñecas sexuales.

El burdel ofrecía hasta cuatro muñecas sexuales

LumiDolls se presentaba como un burdel que ofrecía "experiencias placenteras, excitantes y eróticas" a sus clientes mediante cuatro muñecas sexuales. Desde Katy, una muñeca con rasgos europeos de 170 centímetros de altura hasta Aki, un personaje de anime japonés que mide 165 centímetros.

Pasar una hora con cualquiera de estas muñecas tenía un coste de 120 euros la hora. No obstante, y como oferta promocional, la compañía ofrecía este servicio durante sus primeras semanas por 80 euros. Los clientes también podían alquilar una habitación durante una hora y media por 150 euros la hora que, salía por 100 euros gracias al descuento de inauguración. Por último, pasar dos horas con Lily, Leiza, Aki o Katy costaba 170 euros, 120 con el precio promocional.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?