Jueves, 04 de Marzo de 2021

Otras localidades

¿Comprar o alquilar? Aprender

Responder acertadamente a una pregunta tan crucial como si conviene financiar la compra de nuestra vivienda con una hipoteca o bien crear un hogar en una casa alquilada, depende en buena medida de que hayamos aprendido algo de la crisis económica padecida

¿Comprar o alquilar? Aprender

GETTY

Básicamente, que no hay decisión financiera inteligente tomada sin educación financiera. Si no sabemos utilizar este simulador del Banco de España, interpretar los datos que arroja y el cuadro de amortización que resulta de los cálculos, no estamos preparados para pedir una hipoteca. Y, por tanto, no deberíamos ni plantearnos pedir una hipoteca hasta habernos formado. Una formación sin coste monetario, solo de tiempo y esfuerzo, si acudirnos a las guías de hipotecas del Banco de España y de iAhorro.com.

Si bien el contrato de alquiler de vivienda es menos complejo que el de préstamo hipotecario, además de suponer obligaciones algo menos severas, tampoco deberíamos dejar la casa de nuestros padres para irnos de alquiler sin un esfuerzo formativo mínimo. No hay excusas, ya que los recursos gratuitos en esta materia también son abundantes. Un ejemplo muy reciente, el libro blanco del alquiler de Fotocasa.

¿Comprar o alquilar?

Dando por supuesto que nos hemos formado, llega el momento de resolver al interrogante. Momento decepcionante si uno descubre que mi respuesta es "depende". Decepcionante, tal vez, pero cierto: para recomendar a un individuo o familia si le conviene alquilar o comprar, debería conocer perfectamente su perfil económico, el tipo de familia y aspectos variados, como su aversión al riesgo. A fin de cuentas, si somos muy prudentes, pedir una hipoteca a tipo variable puede acabar con nuestra tranquilidad si en el futuro el Euribor empieza a subir y las cuotas mensuales le acompañan en su ascenso. Una persona muy prudente debería preguntarse ¿compro con una hipoteca a tipo fijo o alquilo?

Importante también es conocer nuestras necesidades presentes y futuras. De entre todas las cuestiones a valorar, el momento de nuestra jubilación cobra máxima importancia. El patrimonio familiar propio o de ascendientes que nos han señalado como sus herederos, ¿nos proporcionará una vivienda cuando nuestros ingresos mensuales caigan en picado? Si ya tenemos asegurada una vivienda para cuando seamos mayores, ir de alquiler puede ser una magnífica decisión. Pero si decidimos alquilar toda la vida sin tener garantizado un inmueble en propiedad libre de cargas, ¿podremos pagar un alquiler y vivir con nuestra pensión?

Nuestros ingresos, capacidad de ahorro e inversiones también puede alterar la respuesta. Una persona con conocimientos como inversor y capacidad de generar ingresos, puede no necesitar la propiedad de una casa, ya que tendrá dinero suficiente para vivir de alquiler toda la vida si así lo desea. También el tipo de actividad laboral determina la respuesta. Si hay que cambiar a menudo de lugar de trabajo, la propiedad nos ata y el alquiler puede liberarnos.

Una familia que no ahorra nunca, pese a que sus ingresos crezcan o decrezcan a lo largo del tiempo, si bien llega bien a fin de mes, debería plantearse seriamente comprar su vivienda con una hipoteca a tipo fijo o variable. Es una forma de ahorro "forzoso" que, al menos, le permite ahorrar en un techo para el presente y el futuro.

Cada persona ha de encontrar su respuesta, con formación y asesoramiento profesional si lo considera, pero la respuesta ha de ser nuestra.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?