Sucedió Una NocheLo que el cine nos dejó
Cine y TV
LO QUE EL CINE NOS DEJÓ

La chica que cambió a Woody Allen

El próximo jueves día 20 de abril se cumplen 40 años del estreno de “Annie Hall” una de las mejores películas de Woody Allen y que supuso un punto de inflexión en la carrera cinematográfica del cineasta neoyorquino.

Annie Hall

Madrid

Con “Annie Hall” comenzaba la etapa de Woody Allen como gran autor cinematográfico. Sus películas anteriores habían sido más cómicas, pero tenían un contenido y una estructura menos elaboradas.

Sucedió una noche: Annie Hall, 40 aniversario

10:07

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/001RD010000004538104/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Con un guion que huye de un planteamiento lineal y mezcla presente, pasado y futuro, Woody Allen se permitió el lujo de jugar con las reglas cinematográficas. Por ejemplo, su personaje interpela directamente al espectador; utiliza la pantalla partida para mostrarnos dos escenas a la vez; introduce secuencias de dibujos animados y los personajes se observan a si mismos en el pasado.

La chica que cambió a Woody Allen

“Annie Hall” se desarrolla en clave de comedia, pero está matizada de nostalgia por el pasado y de reflexiones profundas. Woody Allen realiza la autopsia de una relación sentimental. Recorremos el camino del romance junto a Annie y Alvy, los personajes que interpretan Diane Keaton y el propio Woody. El enamoramiento inicial; las distintas fases que atraviesa la relación; las crisis de confianza y celos y la ruptura final. Una historia que estaba inspirada en la relación real entre Woody Allen y Diane Keaton que habían sido pareja hasta poco antes de iniciar el rodaje.

En “Annie Hall” aparecen también muchos de los aspectos que se convertirán en temas recurrentes en la filmografía de Woody Allen. El psicoanálisis; las referencias cinematográficas y culturales; la obsesión por la muerte; sus problemas hipocondriacos o su herencia judía.

La película está llena de diálogos mordaces e incluye también algunas de las sentencias más célebres del cineasta. Y también algunas escenas antológicas como aquella en la cola de un cine en la que acaba haciendo una aparición estelar el filósofo Marshall McLuhan.

La chica que cambió a Woody Allen

Pero sobre todo la película es un poema de amor a dos grandes personajes. El primero es Diane Keaton. La cámara de Allen nos la muestra más encantadora y hermosa que nunca. Sus sombreros, corbatas y pantalones holgados causaron sensación en su época y muchas mujeres imitaban su forma de vestir. Un vestuario que pertenecía a la propia Keaton.

El otro personaje al que Woody dedica su oda es Nueva York. Allen introduce la ciudad Nueva como gran musa de su filmografía y hace una defensa a ultranza de la urbe.

“Annie Hall” fue también plataforma de lanzamiento para actores que empezaban como Jeff Goldblum, Beverly D’Angelo o Christopher Walken, este último dando vida al hermano con tendencias suicidas de Annie.

La chica que cambió a Woody Allen

Woody Allen quería que la película se titulara “Anhedonia”, un término psiquiátrico que significa incapacidad para sentir alegría y disfrutar de la vida. Afortunadamente la United Artist le convenció para que descartase un título tan poco atractivo. Luego pensó en llamarla “Una montaña rusa llamada deseo”, en referencia doble a la obra de Tennessee Williams y a la casa de la infancia del personaje. Finalmente decidieron que se titularía como la protagonista principal.

“Annie Hall” ganó cuatro Oscar: a la mejor película; al mejor guion original; a la mejor actriz para Diane Keaton y al mejor director para Woody Allen, que no acudió a recoger su premio ya que la ceremonia coincidía con su cita semanal para tocar el clarinete en Michael’s Pub.

La chica que cambió a Woody Allen

La película supuso en la carrera de Allen un matrimonio sin precedentes entre público y crítica, nunca repetido con esa fuerza. Es la cuarta película más taquillera de su filmografía por detrás de “Manhattan”, “Hannah y sus hermanas” y “Midnight en Paris”. Y es de todos sus films el más valorado por la crítica. Hace unos años el sindicato de guionistas norteamericano eligió por votación el de “Annie Hall” como el guion de comedia más divertido de todos los tiempos, superando a “Con faldas y a lo loco” que fue votado en segundo lugar.

Votaciones a parte de lo que no cabe duda es que se trata de una película fundamental en la filmografía de Woody Allen y Annie y Alvy, una de nuestras parejas favoritas de toda la historia del cine.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad