Miércoles, 22 de Septiembre de 2021

Otras localidades

CONGRESO CONGRESO Sigue en directo la sesión de control al Gobierno
LA CRÓNICA NEGRA DE HOLLYWOOD

Baretta en el banquillo

Robert Blake, el protagonista de la serie de televisión “Baretta”, fue acusado en 2002 de asesinar a su esposa.

Baretta en el banquillo

Robert Blake

Robert Blake nació en Nueva Jersey en septiembre de 1933. Su verdadero nombre es Michael James Vincenzo Gubitosi. Siendo niño formó, junto con sus dos hermanos, un grupo llamado “Los tres pequeños montañeses”. En 1938 toda la familia se trasladó a vivir a Los Ángeles y los chavales comenzaron a trabajar como extras en el cine. Intervino en “El gran estruendo”, una de las últimas películas de El gordo y el flaco. En “El tesoro de Sierra Madre” de John Huston le veíamos haciendo de un joven mexicano que le vende un boleto de lotería a Humphrey Bogart.

Pero no todo era bonito en la vida de Bobby Blake. Su padre era alcohólico y en el colegio se vio envuelto en diversas peleas y fue finalmente expulsado. A los 14 años se escapó de su casa y con 17 se alistó en el ejército. Cuando regresó a casa ingresó en una escuela de interpretación.

Apareció en títulos como “La historia más grande jamás contada”, película sobre la vida de Cristo en donde hacía de Simón, el zelote. Pero fue en 1967 cuando hizo uno de sus papeles más recordados al interpretar a Perry Smith uno de los asesinos de la familia Clutter en la versión cinematográfica de “A sangre fría”, el relato de Truman Capote.

Se hizo internacionalmente conocido en 1975 con la serie de televisión “Baretta”. Era la historia de un policía que cumplía misiones como agente encubierto. En la serie Robert Blake aparecía con una llamativa cacatúa que era su mascota. Solía repetir una frase: “No cometas el crimen si no puedes cumplir la sentencia”. Fueron tan solo tres temporadas pero su personaje se hizo inmensamente popular.

Como actor continuó apareciendo durante las décadas de los 90 y 90, en otras series de televisión y le vimos en el cine en títulos como “Asalto al tren del dinero” y en “Carretera Perdida” de David Lynch haciendo de ese misterioso personaje que se encuentra Bill Pullman en una fiesta.

Su vida privada parecía estable. En 1962 se casó con la actriz Sondra Kerr con la que tuvo dos hijos y de la que se divorció en 1983. Pero en 1999 conoció a Bonnie Lee Bakley, una mujer que se dedicaba a extorsionar a hombres que contestaban sus anuncios con fines sexuales en diarios y revistas. Además, mientras mantenía su relación con Robert Blake, tuvo un romance con Christian Brando, el hijo de Marlon Brando. Bakley se quedó embarazada y les dijo, tanto a Brando como a Blake, que eran los padres de la criatura. El 19 de noviembre de 2000 Robert Blake y Bonnie Lee Bakley se casaron después de que una prueba de ADN determinase que Blake era el padre biológico del bebé.

El 4 de mayo de 2001 Robert Blake llevó a su esposa a cenar a un restaurante llamado Vitello. Después de cenar la mujer fue asesinada de un disparo en la cabeza mientras estaba sentaba en su auto. Blake no estaba presente y dijo a la policía que había regresado al restaurante a buscar un arma que se había olvidado en la mesa, pero ninguno de los comensales ni los empleados del restaurante recordaron que Blake hubiera regresado al local.

Un año después, Blake fue arrestado acusado de participar en el asesinato de su esposa. Desde el primer momento Robert Blake había sido el principal sospechoso sin embargo, la policía no había encontrado suficientes pruebas para inculparle. Y él siempre había defendido su inocencia. Fue otro actor que habitualmente trabajaba como doble llamado Ronald "Duffy" Hambleton, el que declaró ante la policía que Blake había intentado contratarle para acabar con la vida de su mujer. Junto a Blake fue detenido su guardaespaldas, Earle Caldwell, acusado de ser su cómplice.

Pocos días después la fiscalía le acusaba formalmente de asesinato y el actor que se había hecho célebre en todo el mundo interpretando a Baretta se enfrentarse a un juicio que podía condenarle a cadena perpetua o incluso a la pena de muerte. Sin embargo, no fue así. Tras el juicio, el 16 de marzo de 2005, fue declarado inocente. Sus abogados consiguieron desmontar o poner en duda las pruebas que tenían contra él y Robert Blake quedó en libertad.

Los cuatro hijos de la esposa asesinada, presentaron entonces una demanda civil contra Robert Blake y entonces sí el 18 de noviembre de 2005, el jurado lo encontró culpable y ordenó pagar al actor 30 millones de dólares a los hijos de la que fue su mujer. Muchos entonces comparan el caso de Robert Blake con el de O.J Simpson. Dos famosos que se libraban de la cárcel por el hecho de ser ricos.

Robert Blake se declaró en bancarrota y obtuvo un trabajo como ayudante en un rancho. En septiembre cumplirá 84 años. De vez en cuando concede alguna entrevista para la televisión en la que reitera una y otra vez que es inocente y que el asesinato de su mujer no es lo más importante que le ha sucedido en su vida.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?