Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Violencia machista

Chile espera la sentencia contra el hombre que arrancó los ojos a su pareja

Lorena Astudillo, portavoz de la Red Chilena Contra la Violencia Hacia las Mujeres, lamenta que el caso de Nabila Rifo no haya logrado que las instituciones chilenas reconozcan la existencia de la violencia machista

Protesta contra la violencia contra la mujer en Santiago de Chile

Protesta contra la violencia contra la mujer en Santiago de Chile / Getty Images

Nabila Rifo, ahora de 29 años, sufrió un brutal ataque en mayo de 2016. Su pareja y padre de dos de sus cuatro hijos, Mauricio Ortega, la agredió en plena calle, por la noche, y le arrancó los ojos. Después de 23 días de juicio, lo declararon culpable de feminicidio frustrado y lesiones gravísimas. La fiscalía pide 26 años de cárcel. Este martes se conocerá la condena definitiva de un caso que ha conmovido al país. Lorena Astudillo, portavoz de la Red Chilena Contra la Violencia Hacia las Mujeres, opina sin embargo que “lamentablemente, este caso no ha marcado un antes y un después en la conciencia de la sociedad chilena”.

Aún “no ha logrado que las instituciones reconozcan la existencia de la violencia machista”, lamenta Astudillo. A pesar de que la lucha se está poco a poco canalizando y el movimiento feminista comienza a observarse a nivel social, aún queda un largo camino por recorrer. Nabila tiene un gran potencial simbólico por "la violencia extrema del ataque" y sobre todo por su supervivencia. La brutalidad del ataque y que ella haya sobrevivido, además con una pareja que hasta el día de hoy niega lo que hizo, es lo que ha hecho que este caso adquiera tanta relevancia.

En Chile, institucionalmente no se reconoce la violencia contra las mujeres. “No existe ninguna legislación al respecto, no existe como concepto legal. Sólo existe la violencia interfamiliar”. Entonces, explica, “se tiende a confundir la violencia machista con la violencia de pareja, y los medios hacen réplica de esto”. Hay medios que ayudan, aportan, colaboran; y otros que hacen todo lo contrario. “Lamentablemente, a veces caemos en el morbo. Nos falta mucha educación y se pone casi como si fuera un reality show".

Sin embargo, y aunque este no es el primer caso de violencia extrema en Chile – hace dos años otra mujer sufrió un ataque similar al de Nabila y se suicidó-, hay una gran parte de la población que entiende que este es un caso emblemático de violencia extrema en contra de una mujer porque “ella está sobreviviendo”. Este caso puede marcar un antes y un después porque es la primera vez que la convicción del tribunal se forma principalmente por la declaración de la víctima. Ella estuvo dispuesta a declarar, y lo hizo “de una manera muy firme, muy fuerte, con una resiliencia impensable tras ese ataque”. “El principal motivo que tuvieron los jueces para declararle culpable fue creer a Nabila, y después sopesar las pruebas”. Más allá de las leyes esto es, dice Astudillo, justicia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?