Hoy por HoyEl editorial de Pepa Bueno
Opinión
LA OPINIÓN DE PEPA BUENO

El peligroso juego de la izquierda

La izquierda se ha roto. En lugar de analizar qué está haciendo mal para convencer a tan poca gente, sigue en su guerra de guerrillas.

Pepa Bueno: 'El peligroso juego de la izquierda'

Pepa Bueno: 'El peligroso juego de la izquierda'

03:10

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1493792561_107915/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

¿Por qué algunos no consiguen ganar por goleada? Y no, no hablo de la Champions ni del fútbol. Me refiero a la izquierda europea, a la izquierda en general. ¿Por qué los perjudicados por la crisis, las clases medias desconcertadas, los enfadados con la corrupción no la votan abrumadoramente?

La socialdemocracia se descalabra aquí y allá y la nueva izquierda surgida de la indignación por la crisis no gana elecciones. Y donde las gana, como en Grecia, sufre tal acoso por parte de los países grandes de la Unión Europea, con gobiernos elegidos democráticamente también, que acaba plegándose a las mismas políticas. La única excepción es Portugal, donde socialistas, comunistas y más o menos el equivalente a Podemos están siendo capaces de aparcar las diferencias, ponerse de acuerdo y gobernar.

Más información

La izquierda se ha roto y no encuentra la manera de conectar con mayorías amplias que le permitan gobernar. En Francia, por ejemplo, en la primera vuelta de las presidenciales los franceses le dieron la espalda mayoritariamente y votaron desde el centro a la extrema derecha. Entre Macron, Fillon y Le Pen sumaron en la primera vuelta el 66 por ciento de los votos, mientras que el 19 de Mélenchon y el 6 del socialista Hamon suman un pírrico 25 por ciento. Esto es lo que hay. Y en lugar de analizar qué están haciendo mal para convencer a tan poca gente, por qué no tienen un proyecto que genere más confianza, qué no están entiendo de la realidad... siguen en su guerra de guerrillas.

El líder de la autodenominada izquierda verdadera francesa, Mélenchon, abomina de Le Pen, pero cree que Macron es igual de peligroso. Y con ese mensaje del líder sus bases han decidido que votarán en blanco o se abstendrán este domingo en la segunda vuelta. Tiene pocas posibilidades de ganar Le Pen, según las encuestas, pero si ganara su proyecto fascista, racista y destructor... Mélenchon ya no podrá decir que solo los demás tienen las manos sucias. Asume y arrastra a los que representa a una enorme responsabilidad histórica.

Aquí en España, el PSOE sigue prácticamente desaparecido en este momento de enorme tensión política y cuando se manifiesta lo hace para demostrar que continúa en su ensoñación de que en breve volverá a ocupar todo el espacio sociológico que un día ocupó. Claro que a su izquierda tiene a Podemos, que ha decidido convocar una gran manifestación para defender la moción de censura a Rajoy justo el día antes de las primarias socialistas. Y esto pocas horas después de mandar una carta al presidente de la gestora socialista pidiéndole su apoyo. El viejo juego de hablar de acuerdo y actuar por el desacuerdo.

Pues nada, hagan juego señores.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad