Viernes, 07 de Agosto de 2020

Otras localidades

ADELA CORTINA

'Aporofobia', miedo a quien no nos puede ofrecer nada

La filósofa Adela Cortina publica "Aporofobia, rechazo al pobre" y nos explica un poco más acerca de este término

Adela Cortina y Gemma Nierga en el estudio de Radio Barcelona

Adela Cortina y Gemma Nierga en el estudio de Radio Barcelona / CADENA SER

En Hoy por Hoy con Gemma Nierga, tratamos un término desconocido pero, una idea que tenemos todos muy integrados en nuestra sociedad. Se trata de la aporofobia, el rechazo al pobre, no al extranjero. Esta palabra fue acuñada por Adela Cortina, filósofa y catedrática, además de ser la primera mujer que ingresó en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Hay una marcada distinción entre el extranjero que viene cargado de dinero para gastar en sus vacaciones y el extranjero pobre. Al primero se le recibe con los brazos abiertos. Pero la aporoforia trata de definir el rechazo al pobre sea de la procedencia que sea, incluso la filósofa apunta que “no nos gusta mucho decir que tenemos un pariente pobre, tratamos de ocultarlo, nos molesta el pobre que viene de fuera y el que está dentro”. Sin embargo la catedrática sostiene que los pobres sí tienen algo que ofrecer, “toda persona tiene algo que ofrecer, en primer lugar toda persona tiene dignidad y no un simple precio”.

Desde el año 2000 la filósofa ya pedía a la RAE que se incluyera el término en el diccionario, que dio forma desde el vocablo griego aporos, quien no tiene salida, por lo tanto se trata del miedo a aquella persona que no nos puede ofrecer nada, y lo que pretendía conseguir Cortina era “poner nombre a una realidad social”. Poniéndonos en situación la catedrática de Ética y Filosofía Política explicaba que hace un par de siglos la humanidad era pobre en general y había unos cuantos bien situados "pero no había medios suficientes para que nadie pasara hambre, pero es que ahora sí los hay, la pobreza es evitable, hay recursos suficientes en la tierra para que nadie pase hambre”.

Adela Cortina en el estudio de Radio Barcelona / Alba Merchán Fernández

Hoy en día se habla de sociedades de estratos, se indica una “relación de asimetría que se suele establecer en la humanidad entre los que se creen superiores frente a aquellos que consideran inferiores”, como ha descrito Adela Cortina. El antídoto a la aporofobia es la justicia, “tenemos una propuesta muy interesante en la Unión Europea que es la de la Europa social, cómo hacer posible el estado del bienestar”. Todos pueden tener un trabajo, una vivienda, “a ver cómo podemos acabar con el sinhogarismo, explicaba Cortina. Y además, nos habla de la compasión “entendida bien”, que no es ni más ni menos que “la capacidad de padecer con otros tanto la tristeza como la alegría”, porque como reflexionaba “normalmente a la gente le fastidia muchísimo cuando a la gente le salen las cosas bien. Y “compadecer quiere decir comprometerse a ayudar a salir de ese sufrimiento”.

Por último, utilizando la viñeta de El Roto del jueves pasado “la conciencia es un enemigo interno, si detectan su presencia avisen a las autoridades”, la doctora ha recalcado que la conciencia está “muy difuminada por aquello de que vivimos siempre en la exterioridad, estamos siempre pendiente de que te digan me gusta o no me gusta en cuanto has escrito un artículo”. Nos interesa la reputación porque es “fundamental para tener una cierta autoestima”. Adela Cortina dejaba una última reflexión sobre nuestra conciencia señalando que es fundamental para “percatarse de que estamos dejando de lado a los peor situados”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?