Viernes, 30 de Octubre de 2020

Otras localidades

"Puedo ganar hasta 1000 euros al mes haciendo trabajos de fin de grado"

El paro en determinados sectores y los alumnos dispuestos a pagar porque les hagan los trabajos con los que ponen fin a un grado universitario o un master incrementa la oferta de plataformas dedicadas exclusivamente a este cometido. Las universidades previenen el plagio, pero no saben como hacer frente a estas prácticas

"Puedo ganar hasta 1000 euros al mes haciendo trabajos de fin de grado"

Cadena SER (Cadena SER)

 "Estudié bioquímica, pero obtengo los ingresos para mi master haciendo trabajos de fin de grado y de fin de master de todas las ramas; psicólogía o filosofía por ejemplo" La que habla es Blanca, tiene 23 años y desde hace algo más de un año trabaja con una empresa que hace de intermediaria entre universitarios que encargan su trabajo de fin de carrera y colaboradores que los hacen a cambio de un precio que varía en función de la extensión, la calidad y la urgencia con la que se requiera el trabajo

"La empresa me ofrece los trabajos que se solicitan y yo escojo aquel en el que esté interesada" cuenta. Blanca no se había planteado hacer algo así hasta que se quedó "colgada" en mitad de curso académico tras quedarse a las puertas de unas oposiciones y tras renunciar a unas prácticas que le ofrecían prolongar sin remunerar. Progresivamente, cuando la empresa constató su eficacia, comenzaron a ofrecerle más trabajos de los que ella selecciona aquellos de los que se puede hacer cargo. Ha llegado a ganar cerca de mil euros al mes, lo que supone hacer varios TFGS, algo a lo que los alumnos de esas carreras dedican habitualmente varios meses. Dice que aprende mucho y que le gusta redactar, que es lo más cerca que ha estado de un trabajo parecido a lo suyo. ¿Como lo hace para sacar adelante el master y varios trabajos de estascaracterísticas? No parando, responde. "Ha habido veces que, en la hora del descanso, entre las clases la he pasado leyendo un libro de Freud para hacer un trabajo que me habían encargado"

El rincón del vago ha quedado anticuado. Estas plataformas solo se aprovechan de la necesidad de profesores y profesionales en paro o con necesidades económicas y de las actitudes de alumnos que evitan de esta forma el plagio; que evitan literalmente hacer el trabajo que luego presentarán como suyo. Blanca apunta que no siempre les ha hecho un TFG desde cero, que en algunos caso solo se ha limitado a ayudarles con el redactado o con la investigación. En este punto cabe preguntarse hasta que punto puede llegar la ayuda en un trabajo que evalua las capacidades del que supuestamente ha elaborado el trabajo. Varios alumnos, inmersos ahora en la preparacion de su trabajo de final de carrera, cuantan que la orientación de la universidad es mínima y que la atención que les prestan los tutores, en ocasiones no es suficiente

"No hagas nada, deja que otros trabajen por ti"  Ese es el lema de una de estas plataformas. "No seas una oveja más" se puede ver en el video promocional que hace esta empresa para animar a los alumnos a que no hagan su trabajo.  Dicen tener un equipo formado por "mas de 20 profesionales experimentados y especializados". "Pruébalo una vez y seguro que repetirás" aseguran en esta página. Los precios dependen de los criterios que se requieran (número de páginas o de palabras, interlineado, bibliografía). Por un trabajo de 20 páginas piden 346 euros ; por uno de 40, 694 euros. El pago se puede hacer mediante tarjeta de crédito. No solo se oferta la elaboración de trabajos importantes, también se pueden encargar prácticas comunes. Tanto esta plataforma "No hagas nada.com", que lleva en marcha seis años, pero que se ha profesionalizado más en los últimos tiempos - radicada en Girona pero cuyos fundadores son de Madrid- como la plataforma  "Gabinete de estudios" han ignorado la solicitud de la SER para participar en este reportaje

Aseguran confidencialidad y anonimato. Cuenta Blanca que ella nunca conoce el nombre de la persona para la que está elaborando el trabajo. Tampoco conoce directamente a los miembros de la empresa con la que trabaja. Se comunica y hace los encargos vía correo electrónico

Las universidades tienen distintos sistemas para detectar el plagio. Pero acudir a estas plataformas y entregar el trabajo que otros hacen por ti no es un plagio; de hecho estas empresas utilizan los mismos softwares que las universidades para verificar que los trabajos son originales. Sería fraude. La universidad de Sevilla "no ha tenido constancia de prácticas similares", asegura su equipo, por lo que no ha puesto en marcha ninguna medida para prevenirlas. Para la Universidad de Granada esto es muy dificil de evaluar y "se centran en prevenir y sancionar  el plagio". Desde la Universidad Carlos III de Madrid, la vicerectora de comunicación, Pilar Carrera responde a la SER que "copiar o plagiar un Trabajo Fin de Grado se considera una falta grave de acuerdo con la normativa aplicable en la Universidad Carlos III de Madrid y conlleva la apertura de un expediente disciplinario y las correspondientes sanciones" con lo que no responde a este tipo de prácticas. Lo cierto es que esta universidad madrileña, como la universidad de Barcelona, según señalan sus responsables, tiene establecido un sistema de tutorías en el que los alumnos van explicando los progresos y explicando al tutor las metodologías empleadas

"A veces lo pienso y digo: no me parece del todo bien, pero a ver que hago. Es muy triste elegir entre tener que ir a un master o ir a Ikea" se lamenta Blanca

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?