Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Se pasa 3 días castigado sin móvil y al encenderlo tiene 14.000 mensajes

Marta Alonso nos cuenta que su hijo, de 12 años, estuvo 72 horas sin teléfono y cuando se lo devolvieron recibió una avalancha de notificiaciones de Whatsapp

Imagen de una pantalla de móvil con la aplicación de Whatsapp abierta. /

14.000. Ese es el número de mensajes de Whatsapp que recibió un adolescente ovetense durante los tres días que estuvo castigado sin móvil. El propio chico se sorprendió cuando al encender el terminal le llegó tal cantidad de notificaciones. Y, claro, se lo enseñó asombrado a su madre, Marta Alonso, que ha explicado en La Ventana cómo ha podido recibir tal avalancha de mensajes: "El otro día estuvimos haciendo un recuento. Tiene 110 grupos. En muchos de ellos nadie interviene ya, pero en la gran mayoría sí, y además coinciden varios amigos".

La cifra, ha apuntado, es algo excepcional, ya que el barrio en el que residen estaba en fiestas y los chavales escribieron para quedar, aunque de todas formas le parece alarmante: "Al día le llegan cientos y cientos de mensajes. Y, como los demás de su edad, es un chico que está ocupado entre las clases, los deberes y las actividades deportivas. Así que me preocupa".

De hecho esa fue la causa del castigo de tres días. Marta ha explicado que su hijo es un buen estudiante y no es problemático, pero como todos los adolescentes se pasaba demasiado tiempo hablando por Whatsapp: "Estaba haciendo un uso abusivo del móvil. Y bueno, al principio se enrabietó, pero luego lo entendió". Al igual que cuando le dijeron que este verano van a hacer un viaje familiar a Portugal y que estará sin conexión.

Alonso y su marido regalaron el móvil a su hijo por su duocédimo cumpleaños. Era uno de los últimos niños de su clase que no tenía uno y ya lo había pedido para Reyes: "Nos parecía que lo estábamos marginando respecto a sus compañeros de clase". Por esto también, unos meses antes, accedió a que su hijo le diera su número a sus amigos y así pudieran incluirlo en los grupos de mensajería instantánea.

Para Alonso los principales responsables de este comportamiento de los chicos son los propios adultos, de los que reciben ejemplo y a los que ven también que están todo el día con el móvil en la mano: "Nosotros hemos sido los que hemos puesto esta herramienta en niños que no tienen la madurez suficiente".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?