Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

La mirada de Soledad Gallego-Díaz

Cinco años

Ayer, el PP votó a favor de una propuesta del PSOE según la cual el presidente de RTVE será elegido, de nuevo, por mayoría de dos tercios y, en el caso de que no se logre ese consenso, se exigirá que al menos le apoye la mitad de los grupos parlamentarios de la cámara

El 20 de abril de 2012, cuatro meses después de tomar posesión, la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría anunció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro que el Gobierno había decidido modificar la ley de elección del presidente de Radio Televisión Española, de manera que no fuera imprescindible que le apoyara una mayoría de dos tercios de los diputados, es decir que fuera elegido por consenso.

Con el apoyo exclusivo de los votos populares, pasó a ocupar la presidencia de la corporación pública José Antonio Sánchez. Ayer, el mismo PP votó a favor de una propuesta del PSOE, respaldada por Podemos, Ciudadanos y PNV, según la cual el presidente de RTVE será elegido, de nuevo, por mayoría de dos tercios y, en el caso de que no se logre ese consenso, se exigirá que al menos le apoye la mitad de los grupos parlamentarios de la cámara.

Es decir, se impedirá que un solo partido, por mucha mayoría que tenga, designe al responsable de la radio y televisión pública. Entre medias han pasado cinco años en los que RTVE ha atravesado una de las peores etapas de su historia, proporcionando a los ciudadanos una información manipulada y burdamente sesgada a favor de los intereses del Partido Popular y del gobierno.

El problema no fue nunca que el señor Sánchez votara a favor del PP, como dijo en público y como es su perfecto derecho. Votar al PP no tiene por qué implicar desconocimiento de las reglas profesionales que deben imperar en un medio de comunicación de titularidad pública. Si el señor Sánchez ignoró los principios de neutralidad política que le eran exigibles, tal y como denunciaron, con un admirable tesón y valentía, muchos de los trabajadores de RTVE, no fue porque votara al PP, sino porque se puso a su servicio. Ojalá los ciudadanos no tengan que soportar nunca más un espectáculo tan lamentable de sectarismo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?