Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El lado bueno de las redes sociales durante los atentados de Cataluña

Algunas plataformas como Facebook o Twitter facilitaron la situación a las víctimas y personas cercanas a los hechos

El logotipo de Facebook en una galería en París. /

Los atentados en Cataluña son los primeros que hemos vivido en nuestro país en esta época de omnipresencia de las redes sociales. Durante estos días las autoridades insistieron en no compartir imágenes escabrosas o pistas sobre los operativos policiales y hemos visto cómo algunas personas aprovechaban para difundir bulos y falsas noticias. Pero las redes sociales también han servido para difundir buenas noticias. En Hoy por hoy con Macarena Berlín nos fijamos en los efectos positivos de las redes sociales junto a Ícaro Moyano, periodista y experto en redes sociales.

Con el teléfono que todos llevamos en el bolsillo podemos enterarnos de qué les ocurre a nuestros conocidos y también si están bien ante una catástrofe. Facebook activó el 'Safety Check' el jueves para que los contactos de la red social supieran el estado de los que estuvieron cerca. Esta utilidad, dice Moyano, "es probablemente una de las herramientas que marca un gran cambio en la última década", porque cuando no existían estas redes sociales, los medios de comunicación lo tenían complicado para saber el estado de los afectados en situaciones como la de Barcelona o Cambrils. "La única forma que había era por medio de consulados o la Cruz Roja", contaba.

Además, Facebook permitía que los usuarios pusieran a disposición de la red su ayuda, prestando sus casas, donando sangre, etc. "La capacidad que tienen empresas como Facebook es dar herramientas tecnológicas que nos ayuden a disipar la ansiedad y que nos ayuden a transmitir mensajes positivos", explicaba.

El alarmismo y las falsas noticias fueron algunas tendencias que se vieron durante los atentados en la red. "Nos obligamos a una dieta constante de datos porque nos sentimos acompañados e informamos", pero "tenemos que saber cuánto comemos y qué comemos, no podemos comer todo el rato lo mismo", comparaba. "Para los periodistas esta dieta es más intensiva", asegura.

Una de las grandes polémicas que nacieron con el atentado fue la difusión de las imágenes sensibles. Moyano dice que podemos evitarlas haciendo unas pocas configuraciones en cada red social para que no se reproduzcan automáticamente los vídeos, por ejemplo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?