Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 24 de Febrero de 2020

Otras localidades

¿Qué tiene que ver septiembre con los fascículos?

Espido Freire analiza las épocas de relevos y su relación con los coleccionables en los quioscos

Es 1 de septiembre, empieza un nuevo curso... y es tiempo de fascículos. También hay determinadas fechas del calendario que inician los nuevos propósitos de cada persona. Nochevieja, por ejemplo, es el momento para empezar de cero a la vez que el nuevo año comienza. Pero septiembre, por su parte, es el principio del nuevo curso, tal vez la última oportunidad de cambio que se presenta antes de quemar el pasado.

Espido Freire ha estado acompañando a Macarena Berlín y a Toño Fraguas durante todo el verano del Hoy por hoy, pero ahora toca decir adiós. En esta ocasión, la escritora habló de los relevos, de lo que la gente se propone para cambiar, de septiembre y esa premisa de empezar una colección por fascículos. "En San Sebastián, estuve mirando durante un rato a unos niños en un tiovivo. Era llamativo que los chicos quisieran subirse al avión y a los coches mientras que las niñas preferían montarse en la carroza o en la perla", empezaba contando Espido Freire a Macarena Berlín. En cambio, los caballitos y los elefantes gustaban indistintamente, "pero todo eso me llevó a pensar en las dificultades que hay para romper las barreras de género con los juguetes, porque sigue siendo algo que no cambia, y que muchos padres y abuelos se resisten a cambiar, añadía.

En la literatura, por ejemplo, "si bien la novela fue durante un par de siglos algo 'de señoritas', resulta que ahora es el género rey". Con anterioridad se ha hablado de los bombazos de la novela negra o histórica, que ahora es leída (y escrita) por hombres y mujeres, pero se habla menos y se ve mucho menos el exitazo de la literatura Romántica, que ya no sólo se vende en kioskos, sino que ha saltado a librerías y con autoras españolas (aunque escriben con pseudónimo) que venden cientos de miles de ejemplares.

¿Y qué mueve ese fenómeno? ¿Está relacionado con el mundo del corazón y sus programas? Espido tiene la teoría de que no es así. "Marcial Lafuente Estefanía, por ejemplo, no ha tenido herederos, pero Corín Tellado sí", aunque Marcial Lafuente Estefanía escribía novelas del Oeste. ¿Y por qué nadie ha seguido el estilo de Corín Tellado? Y es más: ¿Las novelas baratas de los quioscos están infravaloradas? "Yo creo que muchas veces puede ser el salto y de abrir una posibilidad distinta a una lectura que quizá pueda también ofrecer más dificultades pero ofrecer otras oportunidades", respondía Espido antes de añadir que "el quiosco es un terreno que, yo creo, todavía podemos explorar".

A fin de cuentas, una colección de quiosco es, a su vez, la campana de las clases dentro de un nuevo curso. Abrir los libros, oler el papel, respirar literatura y cambiar el calendario como si fuera la última vez. Y la radio, por su parte, "es una caracola que se lleva al oído cuando se está tierra adentro para escuchar el mar, y a veces, junto con el mar, se escuchan algunas voces", se despedía Espido Freire.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?