Lunes, 13 de Julio de 2020

Otras localidades

CARRETERAS SECUNDARIAS

Cuando la Fuente del Chorrillo se secó

Bru Rovira y Valentina Rojo viajan a Chillarón del Rey, un pequeño municipio de la Alcarria que lleva años sufriendo los efectos de la sequía

Embalse de Entrepeñas.

Embalse de Entrepeñas. / Bru Rovira

En Chillarón del Rey, un pequeño pueblo de la Alcarria de poco más de 100 habitantes, la frase que más se escucha es: el agua es vida. La falta de agua pues, es la muerte del pueblo. En Chillarón siempre se vivió de la agricultura y la ganadería, hasta que en los años 50 les expropiaron las tierras para construir el embalse de Entrepeñas. Entonces se produjo la primera despoblación del pueblo:  muchos de estos agricultores tuvieron que dejar sus viñas, los olivos, frutales... Algunos trabajaron en la presa, pero otros tuvieron que emigrar a Madrid, a Barcelona.

Viaducto sobre el embalse de Enterpeñas. / Bru Rovira

La segunda despoblación se produjo, precisamente, por la sequía. El embalse generó empleo al principio: se construyeron urbanizaciones, un hotel de 5 estrellas, algunas de las grandes fortunas de la época compraron chalets por la zona y hasta se practicaban deportes náuticos.

Pero el sueño de crear una gran zona turística acaba cuando el embalse comienza a secarse por la falta de lluvias y por el trasvase Tajo - Segura, que lleva el agua del centro al sur de la peínsula. Dicen en la Alcarria que para que viva la agricultura de Murcia, ellos se quedan sin agua. Y sin vida.

Bru Rovira y Valentina Rojo visitan este pequeño pueblo de Guadalajara para conversar con los vecinos sobre cómo era la vida cuando todavía salía agua de la "fuente del Chorrillo" de la plaza Mayor.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?