Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

Estas cosas no hay que olvidarlas

La directora de Hora 25 reflexiona sobre la enseñanza que deja la condena a cadena perpetua al exgeneral serbobosnio Ratko Mladic por el genocidio de Srebrenica, crímenes de guerra y contra la humanidad en Sarajevo durante la guerra de Bosnia (1992-1995)

Al escuchar hoy la condena a cadena perpetua al exgeneral serbobosnio Ratko Mladic, conocido como el carnicero de los Balcanes, ha sido inevitable mirar hacia atrás, hacia esa guerra que estalló al lado de nuestras casas y que nos dejó imágenes que creíamos de otra época ya superada.

La matanza de Srebrenica o el asedio a la ciudad de Sarajevo son dos de los horrores por los que ha sido condenado Mladic. Las víctimas de sus atrocidades se cuentan por miles. Hombres, jóvenes, niños, que fueron engañados y asesinados en Srebrenica y enterrados en fosas comunes. El asedio a la ciudad de Sarajevo se calcula que costó la vida a unas once mil personas. Duró de mayo de 1992 a noviembre de 1995.

Hoy estas masacres, estos crímenes contra la humanidad han vuelto a la memoria de los que lo presenciamos, y se han dado a conocer para aquellos que no habían nacido. Y por eso hay que explicarlos. Explicarles que había país donde musulmanes, serbios y croatas convirtieron el odio en guerra, donde la limpieza étnica se convirtió en una herramienta para expulsar de sus tierras a los diferentes. Se mató, se violó, se echó a la gente de sus casas y de sus pueblos. Y todo esto pasó, aquí al lado, y ante los ojos de todos nosotros.

Estas cosas no hay que olvidarlas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?