Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 22 de Agosto de 2019

Otras localidades

Absoluta división

Según el ObSERvatorio, los catalanes están absolutamente divididos. En lo único que coinciden independentistas y no independentistas es que, por encima de cualquier otro estado de ánimo, han vivido estos dos meses con mucha preocupación

Hoy tenemos ObSERvatorio de la SER sobre la crisis catalana, sobre lo que piensan y sienten todos los españoles, también los catalanes, sobre lo que han pensado y sentido en estos dos meses de vértigo.

Y la primera conclusión es la absoluta división en dos de Cataluña: los encuestados catalanes responden en dos bloques simétricos ante cualquier cuestión. Desde la que tiene que ver con las aspiraciones: ¿Quieres que Cataluña se convierta en una Estado independiente? El 40 por ciento de los catalanes dice que no y el 39 que sí. Hasta la que tiene que ver con la realidad más cruda, cuando se pregunta por las consecuencias económicas y para la convivencia de esta crisis: los catalanes no independentistas responden que la situación es grave y los independentistas creen que no y que afectará a la economía, sí, pero no a la catalana sino a la española. Y así, pregunta tras pregunta.

Segunda conclusión: los catalanes no independentistas coinciden con la mayoría del resto de españoles en casi todo lo que se plantea. Por ejemplo, las instituciones que según la mayoría han tenido más aciertos en la gestión de esta crisis son la Unión Europea y los tribunales de justicia. Solo discrepan los independentistas, que creen acertados al Guvern y a las asociaciones del entorno.

La mayoría de los españoles, voten a quien voten e incluidos los catalanes no independentistas, respaldan las actuaciones o decisiones tomadas por el Estado: la aplicación del 155, la convocatoria de elecciones y el encarcelamiento preventivo de dirigentes. Sin embargo, la intervención de la policía el 1 de octubre es la actuación que más división genera en toda España.

Y la mayoría también, vote a quien vote, valora negativamente a los fuerzas independentistas y desaprueban todo lo que han hecho: la declaración de independencia, la marcha a Bruselas de Puigdemont y la celebración del 1 de octubre.

Ningún político aprueba pero en cabeza de la clasificación están Albert Rivera e Inés Arrimadas.  Le siguen Rajoy, Pedro Sánchez y Miquel Iceta. Y, en sexta posición, Pablo iglesias.

Hay división de opiniones total sobre cuál es la mejor solución de cara al futuro. Aunque se impone levemente el referéndum pactado, le sigue de cerca la reforma federal de la Constitución o mantener el estado autonómico actual. Mas lejos se queda el apoyo a la reducción de las competencias autonómicas. Esto en España porque, en Cataluña, un 77% de los independentistas quiere un referéndum pactado, pero de la otra mitad de catalanes, los no independentistas, sólo quiere ese referéndum un 21%.

Y en cuanto a la vida cotidiana, casi un cuarto de los encuestados en toda España no quiere viajar ya a Cataluña y el boicot a productos catalanes alcanza al 21% de la población. En lo único en que coinciden todos, catalanes no independentistas, independentistas y resto de españoles es que por encima de cualquier otro estado de ánimo, han vivido estos dos meses con mucha preocupación.

Radiografía de un país que ha vivido una especie de estado de shock

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?