Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

Una nueva batería más segura y barata

Científicos de la Universidad de Ginebra han desarrollado el primer prototipo de una batería sólida de sodio que puede almacenar más energía, se recarga más rápido y de forma más barata y segura que las actuales de litio.

Las baterías son uno de los elementos esenciales de los teléfonos móviles y también de otros equipos electrónicos como las tabletas o los ordenadores portátiles. / ()

Teléfonos, ordenadores portátiles, tabletas, coches eléctricos… las baterías están ya en todas partes. Pero tras las explosiones registradas en un famoso modelo de móvil, muchos miran con preocupación a estos equipos electrónicos.

En la actualidad, las baterías utilizan iones de litio, un elemento que es caro y, sobre todo, peligroso, porque contienen un líquido potencialmente inflamable cuando se usa mucho.

Para solucionar estos problemas, se está desarrollando una auténtica carrera entre científicos de muchos países para poder desarrollar un tipo de batería mucho más segura y barata.

Pues bien, un grupo de investigadores de la Universidad de Ginebra, en Suiza, han conseguido un importante avance: han creado un nuevo prototipo de batería completamente sólida y basada en el sodio.

Ventajas

 Y este nuevo tipo de tecnología aporta varias ventajas al consumidor. Primero, es capaz de almacenar más energía con mayores niveles de seguridad. Además, el sodio es más barato que el litio, como se detalla en el estudio que se ha publicado en la revista “Energy and Environmental Science”.

Por último, esta batería "sólida" también se carga más rápido, a pesar de que tiene una mayor capacidad de almacenamiento. ¿Y dónde está su secreto? Pues en la utilización de un electrolito sólido en lugar del líquido que ahora se usa en las de litio, lo que permite almacenar más energía y garantizar la seguridad.

Más pruebas

 Los investigadores de la Universidad de Ginebra ya han probado este nuevo tipo de batería sólida y han comprobado “su estabilidad”, como ha explica Arndt Remhof, el responsable líder de este proyecto.

En concreto, esto científicos probaron la batería durante más de 250 ciclos de carga y descarga, pero se necesitan “1.200 ciclos antes de que pueda lanzarse al mercado", matizan.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?