Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 28 de Enero de 2020

Otras localidades

La superficie y las corrientes de fondo

El subdirector de Hora 25 reflexiona sobre el conflicto financiero en el Ayuntamiento de Madrid y la posibilidad de que esa perdida de su modelo político pueda acabar arrastrando Ahora Madrid

El Ayuntamiento de Madrid vive hoy una de sus crisis más graves desde que Manuela Carmena llegó al poder con un equipo que ella no eligió. A Carmena fueron a buscarla y a muchos de sus concejales se los encontró. Hablar de Madrid, hablar esta noche de Madrid no es un arrebato de centralismo, no es un localismo.

El gobierno de esta ciudad tiene el valor del símbolo, el de Madrid es uno de esos ayuntamientos del cambio en los que la gente tomaba el poder para devolver la ciudad a la gente, para mejorar la vida de la gente. Por tanto, lo que le pase a este ayuntamiento se proyecta sobre un modelo político novedoso, que prometió ventilar las instituciones a las que llegaba, aplicar un nuevo estilo de gobierno, mejorar la gestión de los recursos públicos, reducir las brechas, avanzar en la igualdad.

Pero distingamos entre la superficie y las corrientes de fondo. En la superficie encontramos un conflicto financiero entre un ayuntamiento que quiere acabar con un modelo de control injusto sin pagar las consecuencias de la rebeldía. Seguir cumpliendo para poder seguir invirtiendo y eso ha enfrentado hasta el extremo a Carmena con el concejal destituido. Y es muy oportuna la discusión sobre la necesidad de superar ese modelo, de aflojar las correas municipales aún a riesgo de que algunos ayuntamientos vuelvan a las andadas.

Las corrientes de fondo son mucho más interesantes, porque son precisamente las que pueden acabar arrastrando el proyecto de Ahora Madrid. Carmena denuncia la politización de un modelo que fue en su origen ciudadano, lo denuncia ella misma y acusa a Izquierda Unida de querer dictar las políticas del ayuntamiento. La alcaldesa alerta del partidismo, del politiqueo que es como la carcoma, lo puede devorar todo hasta desperdiciar una oportunidad única.

Las cuotas, los cupos, el reparto de cargos, las familias, las diferencias ideológicas, que las hay, explican las tensiones de un equipo de gobierno que es un puzle que siempre fue difícil de encajar sin forzar alguna de las piezas. Así que hoy la pregunta más relevante es si Ahora Madrid podrá reeditarse sin sufrir alguna mutación importante, si Manuela Carmena puede ser de nuevo candidata sin elegir la gente de la que quiere rodearse, si esta mezcla de siglas, partidos, plataformas y corrientes tiene futuro más allá de esta legislatura y si hay o no sensación de decepción en su base electoral.

Hoy no ha sido un buen día para Carmena y los suyos. Montoro se impone, Ahora Madrid se agrieta, el espíritu fundacional se contamina.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?