Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 21 de Enero de 2020

Otras localidades

Todas las navidades

Hoy también es Navidad mucho más allá de las fronteras del único problema del que nos hemos ocupado todo este tiempo

Son las diez de la noche del día de navidad y con su permiso voy a tomarme la licencia de cambiar la sintonía habitual de Hora 25. La navidad suele ser una buena excusa para agrietar la rutina y es bueno hacerlo, por ustedes y por nosotros mismos. Hay algo en esta época del año que, por convencionalismo o por convicción, esponja la mirada. Así que, sí. Ya sé que hoy es Navidad en el Palau de la Generalitat y en la delegación del gobierno en Barcelona, que lo es en Bruselas, en Soto del Real y Estremera y en el pueblo de Rajoy donde pasa estas fechas. Es Navidad para los independentistas, para los unionistas y para los que buscan un espacio propio en el que sentirse cómodos pero acaban siendo casi invisibles.

Pero hoy también es Navidad mucho más allá de las fronteras del único problema del que nos hemos ocupado todo este tiempo. Son las diez de la noche de Navidad en cualquiera del millón de hogares en los que nadie consigue trabajar, en la nevera de uno de los dos millones de parados de larga duración, en el salón de una mujer que cobra menos que su compañero de trabajo, ese que hace exactamente lo mismo que ella. Es Navidad para el repartidor de comida a domicilio por cuatro duros mal pagados, en el asiento de atrás de un taxista enojado y en el asiento de al lado de un conductor de un VTC tras 12 horas de jornada al volante.

Son las diez de la noche de un día de Navidad. La misma Navidad que en Cataluña pero en la habitación de una mujer maltratada, de una de las más de 40 mil mujeres que han denunciado a su maltratador, de una joven que hoy duda si dar el paso y denunciar a quien ha abusado de ella.

Es una Navidad seca y terrosa en los campos de labor de la España sedienta y lo es también en lo que queda de la casa de aquella familia gallega que lo perdió casi todo entre llamas. Es una navidad amarga y dolorida en el recuerdo de los familiares de las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils.

Era navidad en la patera que hoy ha sido localizada en el Estrecho de Gibraltar y lo es en las celdas que quieren ser habitaciones de la próxima cárcel de Archidona. No están decoradas con luces, no hay árboles señoriales que señalen el lugar pero en la vallas de Melilla y Ceuta también es Navidad.

Es Navidad en todos aquellos lugares físicos o sentimentales a los que dejamos de prestar toda la atención. Y sí, también es navidad en Catalunya.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?