Últimas noticias Hemeroteca

"El GAL tuvo una estrechísima vinculación con el Ministerio del Interior"

Baltasar y María Garzón reflexionan sobre la guerra sucia como arma del Estado

Algunos de los principales pasajes de la historia reciente de España tienen, desde algún punto de vista, la posibilidad de ser observados a través de la mirada de una familia que ha vivido en la primera línea de la actualidad los últimos 30 años. Baltasar y María Garzón han sido espectadores de excepción de lo que dentro de años se narrará en los libros.

Por ejemplo, de la guerra sucia del Estado en los años 80. Cuando se habla del término "guerra sucia" enseguida nos vienen a la cabeza unas siglas concretas: los GAL, los Grupos Antiterroristas de Liberación, surgidos en 1983.

“El GAL tuvo una estrechísima vinculación, cuando no su propia creación, con los aparatos del Ministerio del Interior”, señala Baltasar, que considera que “Normalmente no hay una colaboración del Estado, ni durante ni después” para la lucha contra la guerra sucia.

Para Baltasar Garzón, la razón de acudir a la guerra sucia es sencilla: “Cuando un país democrático se ve desbordado por el crimen y el terrorismo, a veces cede a la tentación”. “Cuando en España se hizo frente al caso GAL fue en el año 88 desde la justicia”, añade. “Han existido varios casos de guerra sucia, pero no se habla de ellos; así, no se puede pedir a la población que se active contra algo que no escucha, por lo que no conoce”, afirma María Garzón.

Para María, “lo que hemos visto en España es que lo que ha funcionado para terminar con el terrorismo es el camino totalmente contrario al que se llevó en esa época”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?