Últimas noticias Hemeroteca

El discurso de Oprah Winfrey desde el punto de vista de la publicidad

Toni Segarra y Gonzalo Madrid analizan al individuo como marca

Más allá de la ideología, seguramente con pocos puntos en común, Donald Trump y Oprah Winfrey parecen representar una tendencia idéntica: la persona como marca. Individuos con fuerza suficiente para liderar un proyecto por encima de la maquinaria pesada de los partidos políticos, la necesidad de encontrar financiación o de hacerse publicidad.

Puede sorprender que el poder de un discurso baste para testar la idoneidad de un candidato. "A la gente no le importa. La gente da por hecho que ya se rodeará de gente que sepa de economía y seguridad nacional. "La política no va de ideas, va de que te compren las ideas, y nadie vende mejor que Oprah Winfrey", afirma Gonzalo Madrid.

Gonzalo Madrid va más allá y se atreve a asegurar: "Oprah Winfrey tiene pasión, tiene esperanza, sabe exponerlo, sabe comunicarlo, tiene dinero, tiene medios... consiguió que The Rock llorase... claro que puede ser presidente de los EEUU". 

Por su lado Toni Segarra: "El discurso de Oprah es muy interesante desde el punto de vista de la comunicación. Creo que ha elegido muy bien el momento del discurso. Lo que dice es maravilloso. Además parece que el momento de que una mujer gobierne los Estados Unidos ha llegado. La frase de 'su tiempo se ha acabado' es un fenomenal eslogan".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?