Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 19 de Agosto de 2019

Otras localidades

La mayor locura de Justin Timberlake

El músico estadounidense encarga a La Blogoteque la grabación de su vídeo musical más ambicioso

Justin Timberlake en la escena inicial de 'Say something' /

La Blogotheque comenzó hace algo más de una década a grabar a los artistas independientes que pasaban por Francia. De la mano del realizador Vincent Moon revolucionaron la escena musical gracias a unos vídeos que huían de la moda imperante. Las grabaciones de Moon eran en directo, en la calle, registradas en una única toma y con sonido ambiente. El secreto estaba en la selección de los escenarios: ascensores, azoteas, fábricas, cafés, plazas, callejones. Por aquellas primeras grabaciones pasaron The National, Beirut, Arcade Fire, Enrique Morente, Wilco, Josh Rouse o Vampire Weekend.

El proyecto de Moon se consolidó rápidamente y pronto dejó de ser algo personal para ser el viaje de un colectivo que empezó a viajar por el mundo para acceder a músicas de distintas escenas e idiomas. La idea de Moon caló y en cierta medida revolucionó la escena dominante. Era su respuesta a esos vídeos musicales que parecían películas con efectos especiales en los que la música quedaba enterrada y enlata. La Blogotheque recuperó la esencia de las canciones grabándolas con cercanía, con sus errores y con sus matices. Hace unos años Moon se embarcó en nuevos proyectos pero dejó La Blogotheque es buenas manos.

El pasado mes de noviembre, Justin Timberlake contactó con los chicos de La Blogotheque para pedirles que le grabaran su propio vídeo musical, una canción en la que canta junto al carismático Chris Stapleton, reciente ganador de tres premios Grammy. Timberlake quería que hiciesen con él el tipo de vídeo que le había llamado la atención. Algo que mostrase su música sin artificios, de una manera más cruda y natural. Pero todo lo que rodea a Timberlake acaba siendo gigante y el vídeo de ‘Say something’ no iba a ser menos.

El último trabajo del estadounidense ha sido grabado en Los Ángeles, en el mítico edificio que apareció en el ‘Blade Runner’ original y en el rodaje han participado 17 músicos, un coro de sesenta personas y más de cien personas del equipo de grabación que han registrado la imagen y el sonido en una única e imposible toma continua. “Apenas hubo un par de ensayos, pero fueron meses de preparación”, señalaba el director Arturo Pérez Jr. en una entrevista en Esquire.

El vídeo tenía un ingrediente extra de presión, la hora. El equipo quería grabar a una hora concreta de la tarde en la que la luz azulada se colaba por el ventanal del viejo edificio dando la tonalidad ideal al vídeo. “Esta es la única toma que hicimos, te lo aseguro. No estoy de coña. Es el puto Justin Timberlake. El tío es un profesional”, señalaba el realizador a la revista. La luz no era, sin embargo, el mayor reto, a lo largo de los seis minutos de coreografía, Timberlake va recorriendo el edificio descubriendo a los distintos músicos y al coro, por lo que registrar el sonido sin ecos ni reverberaciones en un eficacia de acero se convirtió en una gran odisea. “Fue un reto enorme y hubo que pensar mucho todo antes de grabar”, añadía Pérez. Al final los astros se alinearon y la grabación fue registrada al primer intento. El resultado lo agradece y ‘Say something’ es probablemente la grabación musical más apasionante en años y un paso en una nueva dirección para las grandes estrellas de la música.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?