Últimas noticias Hemeroteca

Rata de alcantarilla

Las ratas ¿Protagonistas de cine?

Todavía hoy la estadística de que en las ciudades hay una rata por persona es la más citada. La han esgrimido las Naciones Unidas. La esgrimen periodistas y empresas de control de plagas. Es corriente leer o escuchar que en Nueva York hay nueve millones de ratas, una por cada neoyorquino. Esta estadística ha prevalecido más de cien años, pero no es verdad.

Ben, la rata asesina

Es la distorsión de un trabajo escrito en Inglaterra en 1909 por W. R. Boelter, titulado The Rat Problem. Boelter recorrió las zonas rurales de Inglaterra preguntando: «¿Es razonable pensar que hay una rata por acre?». La gente contestaba diciendo cosas como «sin duda» o «es una proporción absurdamente baja». Boelter no hizo la misma pregunta a vecinos de ciudades porque pensó que era ridículo preguntarles si tenían ratas. Por último hizo la conjetura de una rata por acre y, como había cuarenta millones de acres cultivados en Inglaterra, llegó a la conclusión de que había cuarenta millones de ratas. Por «pura coincidencia» en 1909 vivían en Inglaterra cuarenta millones de personas. Boelter pudo convertir la estadística de «una rata por acre» en «una rata por persona». A la gente le fascinó esa proporción, tal vez porque le pareció espantosa. En consecuencia, «una rata por persona» se convirtió en la estadística “ratil” mundial. algunas estimaciones en varias ciudades reducen enormemente esa cantidad, pero la proporción de que el número de ratas es igual al de personas no deja de aplicarse.

A punto de incursionar en una alcantarilla de Madrid / Paqui Ramos

Robert Sullivan, premiado tres veces con el Pulitzer, condensa la experiencia de todo un año estudiando un callejón infestado a pocos metros de Wall Street en su interesante libro Ratas. Por su parte, Paqui Ramos desciende a los sumideros de Madrid en busca de una rata de alcantarilla, acompañada por José María Cámara, responsable del departamenteo de Control de Vectores en la capital, donde se abren cada año unas 250.000 tapas de alcantarilla para colgar cebo.

Cine y literatura comenzaron a convertir en monstruos a las ratas en la década de 1970, con la película Willard, donde quedaron consagradas dos ratas, Sócrates y Ben, con un largo recorrido cinematográfico la última de ellas.

El catedrático de la Universidad de Castilla La Mancha, Tomás Landete Castillejos, eligió la rata de alcantarilla para la tesis que desarrolló en Inglaterra, y que definió su futuro como zoólogo, reconocido hoy en el mundo por sus investigaciones con ciervos.

Una rata puede tener cien crías en un año; en ese tiempo sus descendientes empiezan a su vez a tener crías; La familia será de unas 16.000 ratas en doce meses. En sus tres años de vida y en condiciones ideales, su familia podría alcanzar las cien mil ratas.

En Vietnam, China, o Filipinas son una gran fuente de alimento porque se las comen con naturalidad; y en la India se encuentra su paraíso, en el templo de Karni Mata

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?