Sábado, 23 de Enero de 2021

Otras localidades

Palmeras salvajes

Lo que no suena bien

Uno de los problemas más graves de la política catalana se solucionará cuando dirigentes como Colau digan que a mucha gente le causó dolor el discurso del Rey y a otra le causó alivio

La alcaldesa de Barcelona atendió ayer a varios medios y en todos hizo mención a su ciudad. La llamó Barcelona. Dijo que el Rey había tenido una falta de empatía extrema con Barcelona en su discurso del 3 de octubre. Dijo que en Barcelona había causado dolor ese discurso. Hay un problema, que es el problema de Barcelona y el problema de Cataluña: hace tiempo que la palabra Barcelona y la palabra Cataluña no significan lo que sus dirigentes creen que significa. Hagamos la prueba de una alcaldesa que diga “el Rey ha tenido una sensibilidad especial con Barcelona”. O “el discurso del Rey 3 de octubre ha causado alivio en Barcelona”. No suena bien. No suena bien porque no es verdad. Las personas que dirigen las instituciones catalanas representan a los ciudadanos que las han votado y a los ciudadanos que no. Por eso son instituciones y no partidos políticos. Uno de los problemas más graves de la política catalana se solucionará cuando dirigentes como Colau digan que a mucha gente le causó dolor el discurso del Rey y a otra le causó alivio, sin dar la espalda a la mitad de la ciudad que también es parte de lo que viene siendo Barcelona.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?