Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Detrás del escenario estaba el exilio

Hasta 1979 las mujeres podían desarrollar una carrera musical completamente normal en Irán y había incluso algunos nombres femeninos con categoría de auténticas estrellas. Tras el triunfo de la revolución de Jomeini el panorama de la música iraní cambió por completo, para ellas y para muchos otros músicos

Una seguidora muestra un retrato de la cantante iraní Googoosh en el concierto organizado en Arbil (Irak) el 12 de septiembre de 2010 / ()

De la mano de Holger Tzucay, músico de vanguardia en la Alemania de los años 70, descubrimos los golha, pequeños poemas musicalizados que emitía la Radio Nacional Persa. No era raro que fueran interpretados por mujeres, algo que hoy a muchos les suena raro. Lo sabe bien Googoosh, famosísima cantante hasta la llegada de Jomeini, que a partir de ese momento pasó 20 años sin actuar hasta que optó por el exilio a Canadá para recuperar su carrera.

También acabó en el exilio un músico de la Orquesta Sinfónica de Teherán, que prefiere no decir su nombre y que nos cuenta que se enamoró de la música cuando de niño escuchó interpretar el Misty de Errol Garner al hombre que acudía a afinar el piano de su escuela. La huida fue también la única vía para los miembros de Kiosk, la banda fundada en Teherán en 2003, que acabó en San Francisco (EEUU) harta de la censura del régimen contra sus letras irónicas sobre la angustia de la juventud iraní.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?