Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 22 de Febrero de 2020

Otras localidades

A los nuevos extremos ideológicos les pasa como a Mafalda, que odian a las personas, pero adoran a la gente

El Editorial de Toni Garrido

Ingobernables y eruditos. ¿Se han dado cuenta? Quizá gracias a las redes sociales la nuestra es una sociedad complejamente ingobernable y erudita, todos sabemos lo que hay que hacer y todos sabemos todo. Piénsenlo, en España nos costó dos veces decidir este gobierno que ahora se tambalea, miren a Cataluña! En Italia los sondeos hablan de tres fuerzas repartiéndose los votos haciendo imposible el gobierno, en el Reino Unido están atenazados por el Brexit, en Alemania desde Septiembre despejando el camino a Angela Merkel. Mansos pero ingobernables.

Sobre la triunfadora, "La forma del agua", un mexicano de mente retorcida que se inventa monstruos volvió a llevarse el gato al agua, nunca mejor dicho... Guillermo del Toro es el mejor director y la suya es la mejor película de los Oscar 2018, en unos minutos repasaremos la aburrida gala, según quienes la vieron, en España lo de la máquina de sueños de Hollywood es literal. En cualquier caso, lo de ayer toma categoría de proeza si pensamos que en los últimos cinco años las cuatro películas triunfadoras en los Oscar están dirigidas por mexicanos. Iñarritu, Cuarón y del Toro, querrá decir eso algo? Pueden que haya llegado el momento para las ideas y proyectos agudizados por la necesidad, por la ambición, por el tiempo... En este nuevo desorden mundial, en lugar del norte y el oeste, hay que mirar al sur y al oeste... Eso sin duda cambiará las perspectivas, cambiará los negocios, cambiará el arte al fin... Si es que no lo ha hecho ya. ¿Cómo interpretar que la emblemática industria del cine, la máquina de propaganda norteamericana esté en manos de los cuates mexicanos llegados de más allá de muro? ¿Cómo ponerle muros al dominio creativo? Lo mismo es por eso que nos hemos vuelto ingobernables. Lo que parece evidente es que a los nuevos extremos ideológicos y a los populistas de toda la vida les pasa como a Mafalda, que odian a las personas, pero adoran a la gente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?