Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 16 de Febrero de 2020

Otras localidades

El alma feminista de Frankenstein

En 'Matinal SER' recordamos la defensa de los derechos de la mujer de la escritora británica Mary Shelley cuando se cumplen dos siglos de la publicación de su obra más popular

Mary W. Shelley ingenió Frankenstein como consecuencia de un doble pesar que marcó su existencia. Su madre falleció poco después de que ella naciera (Londres, 1797) y nunca pudo quitarse de encima el peso de la culpa. Después, pasó una vida atormentada por la muerte de tres de sus cuatro hijos. Se veía, por tanto, como una mala hija y como una mala madre. Se entiende así que acabara imaginando un mundo en el que un científico pudiera dar vida con retales ajenos, aunque el resultado fuera un ser violento e incomprendido. Frankenstein, una de las novelas más adaptadas al teatro y al cine, es -quizá- el primer relato de ciencia-ficción que nunca pasa de moda.

Hija de filósofos, Shelley fue criada por su padre con una educación avanzada para las niñas de entonces. Escritora, dramaturga, ensayista y articulista para revistas de mujeres, editó y promocionó la obra poética de su esposo, Percy Bysshe Shelley. Es una realidad que hemos conocido con el paso de los siglos, porque por aquel entonces, el 11 de marzo de 1818, Mary Shelley publicó Frankenstein como novela anónima. Lectores y críticos creyeron entonces que el autor había sido su marido, que sólo escribió el prólogo.

Frankenstein ha pasado a la Historia de la Literatura como su obra más destacada, fruto de una mítica apuesta con Lord Byron, pero la bibliografía de Shelley está marcada por una nítida defensa del feminismo. En la novela histórica Perkin Warbeck (1830), ofrece una alternativa femenina que desafía el poder político dominado por los hombres; en Lodore (1835) propone sistemas educativos igualitarios para hombres y mujeres, y en Falkner (1837) acaban triunfando los valores femeninos sobre los masculinos.

La madre de Frankenstein murió en su ciudad natal, mientras dormía, a los 53 años.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?