Viernes, 14 de Mayo de 2021

Otras localidades

GENOCIDIO ROHINGYA

"Lo arrancaron de los brazos de su madre y lo arrojaron al fuego"

Los rohingya en el exilio retratan las atrocidades que sufre su pueblo en Myanmar y elevan a más de 200.000 el número de víctimas del genocidio denunciado por Naciones Unidas

REUTERS-Andrew RC Marshall

REUTERS-Andrew RC Marshall / STAFF (REUTERS)

La matanza de la comunidad rohingya en la antigua Birmania ha provocado ya el éxodo de más de seiscientas mil personas a Bangladesh en los seis meses que dura esta crisis que la ONU ha definido como una "limpieza étnica" de manual. Sin embargo, las víctimas defienden que esta persecución es sólo la última fase de un plan de aniquilación de la comunidad que dura ya décadas.

Maung Tun Khin, uno de los máximos representantes de los rohingya en el exilio, recuerda el tiempo en el que su pueblo convivía sin problemas en Myanmar. "Después de la independencia de Reino Unido en 1948, los rohingya sí tenían derechos. Mi abuelo fue miembro del parlamento del país y los rohingya fueron reconocidos como grupo étnico en Myanmar", apunta este activista que actualmente vive en Reino Unido.

Todo iba bien hasta que en 1982 el gobierno birmano promulgó una ley que negaba a la comunidad su derecho a ser ciudadanos. "Hubo un millón quinientas mil personas que dejaron de tener nacionalidad. Esta ley formó parte de una política con la que se ha impuesto muchas restricciones a mi pueblo. Nos han negado la atención médica, el derecho a la educación y ahora sólo nos ha quedado nuestra tierra", advierte Tun Khin.

Este activista defiende que lo que sucede ahora en la región de Arakán, el estado birmano en el que ahora se desarrolla la persecución contra los rohingya, es sólo la última fase para quitar todos los derechos de este pueblo y expulsarlos del país. "Se trata de ir casa por casa, aldea por aldea, arransando todo con el fuego. Un hombre que consiguió huir me contó que vió cómo los soldados birmanos violaron diez veces a su hija y a su nieto lo arrancaron de los brazos de su madre y lo arrojaron al fuego", cuenta Tun Khin. Calcula que al menos doscientas mil personas han sido asesinadas por los militares desde agosto de 2017.

"Aung San Suu Kyi es cómplice del genocidio"

Tun Khin lamenta el silencio de la Premio Nobel de la Paz y actual responsable en la sombra del gobierno de Myanmar. "Ella sostiene que nada ha ocurrido y que son noticias falsas. Muchos dicen que son los militares los que controlan el ministerio de Interior, Defensa, las fronteras... pero Suu Kyi tiene muchos ministros que hacen campaña contra el pueblo rohingya. Ella podría hacer mucho, muchísimo... por eso digo que es cómplice. Lo que hace es dar un barniz de legitimidad a la situación", lamenta este activista.

La decepción de los rohingya con la Premio Nobel es notable. Tun Khin recuerda el apoyo que recibió de esta comunidad cuando Suu Kyi permaneció durante décadas en arresto domiciliario, circunstancia por la que la academia Sueca le concedió su reconocimiento. "Nosotros le brindamos apoyo durante su arresto. Yo le apoyé en distintos países europeos y en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Desgraciadamente ella está negando ahora estas atrocidades".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?